viernes 14 junio, 2024
Mujer es Más –
PATY BETAZA

«MIRADA GLOBAL»: El oficio más frágil

Alguna vez pregunté al legendario periodista estadounidense Jon Lee Anderson si hoy cualquier persona con un celular podía hacer periodismo. Anderson, quien ha sido corresponsal de guerra y ha trabajado para The new York Times, The New Yorker, The Guardian y otros medios influyentes, me contestó: “La tecnología puede facilitar el trabajo a los periodistas, pero creer que cualquier persona que graba un evento y lo difunde está haciendo periodismo es un gran error que se paga con la falta de credibilidad”.

La respuesta de Anderson me vino a la mente en momentos en los que quienes nos dedicamos a este oficio, no sé si el “más bello del mundo” pero sí el más apasionante, sentimos una especie de desasosiego por el sometimiento de los medios tradicionales –prensa, radio y televisión– a lo que dictan segundo a segundo las redes sociales.

Cada vez nos enteramos con tristeza que se reducen las plantillas laborales en algún medio de comunicación o que se reducen los salarios. “La gente prefiere enterarse por Twitter y por Facebook”, escuchamos cada vez más frecuente. “Los ratings de la Televisión ya no son los de antes”.

Efectivamente, la irrupción vertiginosa de las redes sociales ha movido la zona de confort en la que estaban los medios tradicionales. Quienes lo veían venir, con mucha anticipación hicieron estrategias como preparar a reporteros multimedia: aquellos que escriben, transmiten reportes para radio y televisión y además tienen sus  blogs. Integrarse, como decía Anderson, a la tecnología.

Recuerdo cómo hace poco más de una década, los reporteros de televisión teníamos  “horas de satélite” para enviar nuestras notas de cobertura. Si se acababa el tiempo, se tenía que abrir el espacio y por supuesto pagar una suma importante de dinero. Ahora es posible la transmisión vía skype, grabar con alta calidad imágenes con un celular, enviar el audio de la nota o las imágenes vía WhatsApp. ¡Es impresionante la cantidad de cosas que podemos hacer los reporteros ahora con la tecnología!

Pero hacer periodismo requiere ante todo tener vocación de servir a los demás. Tener el compromiso, tratar de investigar a fondo, leer, preguntar, olfatear para entender primero y transmitirlo después. No es un trabajo que hace cualquiera con el mejor celular como ahora se quiere hacer creer. Porque de repente vemos que cualquier persona carismática y con facilidad de palabra se convierte en un “líder de opinión”, por los “miles de seguidores en las redes”.

Una imagen subida hasta por grupos criminales ya la damos como un “documento periodístico”.

¡Qué de fake news nos falta ver! Están en puerta procesos electorales y aún no hemos visto todo.

Esta zozobra entre los periodistas se vive tal vez en todo el mundo. Habrá que imaginarnos a nuestros colegas estadounidenses de los medios tradicionales cómo la están pasando con el señor Trump, quien no tiene empacho en lanzar sus dardos virtuales cada vez que le viene una ocurrencia a la mente y descalificar el trabajo reporteril.

Que sea pues, como dijo Anderson, que los periodistas enriquezcamos nuestro trabajo con la tecnología, que nos ayude a hacerlo más fácil, pero que no decaiga el ánimo ni el espíritu por seguir entendiendo las cosas y tratar de comunicarlas.

Finalmente, el periodismo es una vocación de servir a los demás. Y como diría Vargas Llosa, el periodismo tiene que regresar a sus orígenes: informar lo más veraz posible. Son tiempos de adaptación. 

 

Artículos Relacionados

MIRADA GLOBAL: Desigualdad de género en el periodismo

Editor Mujeres Mas

MIRADA GLOBAL: Día Internacional de la Mujer

Editor Mujeres Mas

MIRADA GLOBAL: Las mexicanas, las más afectadas por el sedentarismo

Editor Mujeres Mas

MIRADA GLOBAL: La vulnerabilidad ante la inteligencia artificial

Editor Mujeres Mas

MIRADA GLOBAL: Aumenta depresión en niños, niñas y adolescentes

Editor Mujeres Mas

MIRADA GLOBAL: Cárcel para la violencia vicaria

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.