viernes 19 julio, 2024
Mujer es Más –
JUDITH CORONEL BLOGS

«ABC-DErechos»: Juegos de niños y niñas

 

“Te voy a cortar la cabeza”. Expresión lapidaria… Máxime cuando proviene de niños que –presumiblemente- en el violento puerto de Acapulco “juegan” a “dar levantón” y a asesinar por descuartizamiento a unas niñas que son amagadas con una pistola de juguete, mientras se escucha la voz divertida de adultos que celebran “la ocurrencia”. Se trata de un video que circula en redes sociales.

Entre 2006 y 2017, en nuestro país como parte de la espiral grotesca de violencia e inseguridad, más de 11 mil niños, niñas y adolescentes fueron asesinados y 6 mil 800 engrosan la lista de desapariciones. ¡¡¡En once años, once mil asesinatos contra la infancia y adolescencia… Y casi 7 mil sin que se sepa su paradero!!!

Cifras, cifras y cifras de terror. Nuestro futuro está embargado, secuestrado, asesinado. La deuda es de dimensiones mayúsculas. Ricardo Bucio Mújica, secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), a quien reconocemos su intensa labor a favor de la infancia, puso en julio pasado la negra estadística en la mesa del primer encuentro de la Red Nacional de Adolescentes. Le escucharon integrantes de la Comisión Nacional de Seguridad y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), así como representantes de organizaciones de la sociedad civil defensoras de los derechos humanos.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ubica a México en el tristemente primer lugar en agresiones violentas y abuso sexual contra niños y niñas. A su vez, el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal –organización de la sociedad civil–, en 2017 señaló a Acapulco como la segunda ciudad más violenta del mundo. Le aventaja Caracas, Venezuela.

“En la última década, México ha vivido la generalización de la violencia e inseguridad y entre los principales afectados se encuentran niñas, niños y adolescentes, quienes son afectados de forma directa por la criminalidad, violencia e impunidad”, denuncia el Director de la organización Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez García.

“Vamos a llevárnoslas, párate”… “Te voy a cortar la cabeza”, se escucha decir a los niños en el video que circula en redes sociales. Las niñas en el suelo, ellos las levantan por el pelo, las hacen caminar mientras con una pistola de juguete les apuntan a la cabeza que es empujada sobre una base plana o automóvil y fingen decapitarlas. Apología de la violencia. Apología del crimen celebrada por los adultos.

Es cada vez más frecuente que el juego infantil se desarrolle en torno a temas de secuestro, robo u homicidio y que la aspiración de niños, niñas y adolescentes se encuentre vinculada a la criminalidad.  Mis amigas jugábamos a las muñecas, ser científicas, maestras de escuela y astronautas; hoy niñas, niños y adolescentes aspiran a ser sicarios, narcos o novias de criminales de renombre. Son víctimas directas de un entorno violento y criminalizante ante la omisión o aquiescencia de la población adulta.

¿Es posible revertir esta tendencia siniestra? Sí, definitivamente sí. La alternativa, está en la educación para la paz y la solución pacífica de conflictos a través del diálogo; en educar a través del juego, la ciencia y el arte con un enfoque en derechos humanos poniendo por delante el interés superior de la infancia.

La intención es hacer contrapeso a la violencia cotidiana, el horror de la guerra contra el narcotráfico y la criminalidad. Eduquemos desde la primera infancia para la paz, la solidaridad, la cooperación y el respeto a otras personas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), implementó en Chiapas una estrategia asertiva denominada “La Caja de Herramientas en Educación para la Paz”, con la participación de distintos grupos de maestros, de la sociedad organizada y de la Universidad Iberoamericana. En forma lúdica se aprende a convivir en ambientes más saludables. Estrategias similares son de urgente aplicación.

La tarea educativa debe obligatoriamente analizar la crisis humanitaria a la que hemos expuesto a esta población en forma directa e indirecta. Es urgente encarar este desafío pedagógico en el campo de cultura de paz.

Por humanidad. Aún es posible. Queremos que nuestras niñas, niños y adolescentes en lugar de armas y drogas, tengan libros en las manos. A eso se le llama “Interés superior de la infancia”, interés por la vida.

 

Artículos Relacionados

Día de la Mujer, con M de México

Editor Mujeres Mas

CEREBRO 40: “Supervivientes, si, ¡maldita sea!”

Editor Mujeres Mas

CEREBRO 40: Navidad privadas de la libertad, la realidad de las cárceles en México

Editor Mujeres Mas

TENGO ALGO QUE DECIRTE: Mi duende

Editor Mujeres Mas

TENGO ALGO QUE DECIRTE: El Seguro de gastos médicos mayores UNAM/Inbursa

Editor Mujeres Mas

CEREBRO 40: “Señora Influencer”; lo hecho en México está muy bien y muy mal hecho

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.