lunes 15 abril, 2024
Mujer es Más –
COLUMNAS COLUMNA INVITADA

COLUMNA INVITADA:  No han visto al peor AMLO

Por. Elena Chávez

De ninguna manera pretendo provocarles miedo o desesperanza ante la actitud amenazante, déspota, soberbia, grosera y narcisista que en días pasados mostró Andrés Manuel López Obrador, frente un cuestionario enviado por la periodista del New York Times, Natalie Kitroeff, al vocero Jesús Ramírez, para verificar si la investigación de autoridades gringas sobre financiamiento del narcotráfico a la campaña del 2018 del tabasqueño era o no cierta. El dar a conocer públicamente el número telefónico de la reportera es sólo el principio de lo que se viene en los próximos tres meses, ya en plena campaña de su candidata a sucederlo, Claudia Sheinbaum.

Mi intención con estás líneas es advertirles que no han visto lo peor de López Obrador. Si con este cuestionario que él mismo reventó curándose en salud, por si en el reportaje salía información dura de sus nexos con los cárteles de las drogas, lo enloqueció al grado de asumirse como el hombre que está por encima de toda ley, prepárense para cuando la brecha entre Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez se acorte, porque de que sucederá, sucederá.

¿Qué podríamos esperar del presidente López Obrador en plena campaña y, principalmente, el día de la elección? Con sinceridad les digo que todo lo malo de que es capaz el tabasqueño con tal de imponer a Sheinbaum para que ésta le cuide la espalda cuando en siete meses deje de ser presidente de México.

Veamos algunos escenarios.

En primer lugar ya dio instrucciones a los gobernadores emanados de Morena para que “hagan todo, sea lo que sea”, para que en sus estados le den el triunfo a la candidata oficialista que se ha dedicado a defender a su benefactor de las acusaciones de corrupción y financiamiento del narcotráfico a sus campañas de 2006 y 2018 que lo catapultó a la Presidencia de la República.

Seguramente, porque ya sucedió en las elecciones intermedias de 2021, echará mano de los grupos criminales a los que ha abrazado durante su sexenio para que el 2 de junio, día en que saldremos todos los mexicanos a las urnas a elegir a la presidenta de México, tomen las calles levantando candidatos de oposición e inhibiendo el voto a través del miedo. Es decir, sacar a los narcos y huachicoleros protegidos por su gobierno para espantar a los votantes y tengamos un alto abstencionismo que les permita hacer trampa y decantarse victoriosos.

No estoy exagerando. El talante autoritario y vengativo de López Obrador va a tomar mayores dimensiones ante el terror de que si pierden la elección presidencial no tenga quien evite, ahora sí, concluir las investigaciones que por financiamiento del narcotráfico le abrieron las instituciones estadounidenses y detuvieron por el principal temor de que el tabasqueño en represalia ya no utilice a nuestra patria como muro de contención ante los millones de migrantes de varios países que buscan llegar a Estados Unidos a concretar el sueño americano.

Otro escenario que no deben perder de vista tiene que ver con los candidatos de Morena a la Cámara de Diputados y Senadores. Una mayoría de ellos, empezando por el líder nacional, Mario Delgado, están directamente involucrados con huachicoleros, caso concreto lo fue Sergio Carmona, quien antes de ser asesinado el 22 de noviembre de 2022 en una barbería de San Pedro Garza García, había financiado con recursos provenientes del huachicol de combustible varias campañas de morenistas. En mi libro El Gran Corruptor hablo del tema que se sostiene con documentos y una lámina sobre la ruta del dinero que les dio Carmona a los aliados de Delgado.

Tampoco es descabellado que el presidente López Obrador con el fin de amedrentar a los mexicanos saque a los soldados del Ejército a patrullar las calles el día de la elección, lo cual, obviamente, inhibiría la participación de los mexicanos en las urnas.

López Obrador buscará, también, echar mano de los fanáticos que lo idolatran enviándoles mensajes subliminales, como el de haber dado el número telefónico de la periodista de New York Times, para asediar y perseguir no sólo a periodistas críticos, sino a ciudadanos que a través de las redes sociales documentan a los mexicanos de las fechorías del presidente, de su candidata y de sus subordinados. Este ejército de mexicanos manipulados harán todo con tal de defender ciegamente a quien tanto daño ha hecho a México.

Habrá campañas de hostigamiento hacía los beneficiarios de programas sociales, principalmente de adultos mayores y jóvenes, a quienes se les amenazará con quitarles la pensión si no votan por ellos.

En fin, prepárense porque aún nos falta ver lo peor de este hombre que fue, es y será un gran peligro para México.

Artículos Relacionados

RETROVISOR Elecciones 2024: la pluralidad estigmatizada

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: Mentiras, silencio y arrogancia

Editor Mujeres Mas

SALA DE ESPERA: Patria y “diplomacia”

Editor Mujeres Mas

COLUMNA INVITADA: Debate chafa y focos rojos

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: El debate

Editor Mujeres Mas

EL ARCÓN DE HIPATIA Camila y Taxco: el viacrucis del Estado ausente

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.