lunes 15 julio, 2024
Mujer es Más –
COLUMNAS HANNIA NOVELL

«EL RING DE LOS DEBATES»: #DóndeEstánLosNiños Mr. Trump

En la última semana, el mundo entero fue testigo de una de las acciones más crueles, deplorables e indignantes de la historia reciente: menores de edad encerrados en jaulas luego de que fueron separados de sus padres en su intento frustrado por ingresar de manera ilegal a Estados Unidos.

Los videos de niñas y niños en pleno llanto fueron reproducidos en todo el planeta. Y de ese tamaño fue la reacción. Los gobiernos de los países directamente involucrados (México, Guatemala, El Salvador y Honduras); el concierto de las naciones (la Unión Europea), y organismos internacionales (el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refurgiados, ACNUR; o la Coalición de Derechos Humanos para los Inmigrantes), reprobaron la política de tolerancia cero implementada por Donald Trump.

Todos ellos coincidieron en denunciar que la separación de los pequeños de sus padres, esto generó una crisis humanitaria sin precedentes para nuestro continente y sólo comparable a la que vivió Europa a partir de 2015.

Tan sólo ese año, desde el norte de África, más de un millón de personas entraron ilegalmente a naciones del Viejo Continente en busca de asilo. En esa aventura, 3 mil 406 perdieron la vida. Reitero: son cifras sólo de ese año en un fenómeno que continuó en los dos siguientes y que se convirtió en la mayor crisis migratoria y humanitaria en Europa, después de la Segunda Guerra Mundial.

Pues bien, hoy, en pleno siglo XXI, en un país desarrollado y “democrático”, es donde se han registrado esas escenas propias de los campos de concentración del régimen nazista: en un bodegón de 23 kilómetros cuadrados instaló jaulas para albergar a menores de edad, incluyendo bebés en pañales.

Así, la administración Trump ha dado un trato de “terroristas” a esos pequeños y los metió ahí, en jaulas como lo hizo con los criminales que recluyó en la prisión de Bahía de Guantánamo, en Cuba. Los alimentó con agua y una manzana, y en muchos casos se les suministraron psicotrópicos como Clonazepam, Duloxetina, Guanfacina, Ziprasidona o Olanzapina, todos ellos dedicados a controlar ataques de pánico, agitación, intranquilidad, irritabilidad, ansiedad, depresión, enojo, insomnio, e incluso el desarrollo de tendencias suicidas.

La condena internacional fue tal que el mandatario estadounidense tuvo que recular y firmar una orden ejecutiva para detener la separación de las familias de inmigrantes. Sin embargo, el daño estaba hecho. Oficialmente se reconocieron 2 mil 342 casos de separación.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos es la instancia encargada de definir el destino de esos infantes una vez que concluyen los juicios y son entregados a familiares o tutores, o llevados a refugios.

Y de octubre a diciembre de 2017, esta dependencia trató de localizar a 7 mil 635 niñas, niños y adolescentes en esa condición, pero sólo lo consiguió en 6 mil 075 casos que aún residían en el lugar asignado. Además, aceptó que 28 se fugaron, cinco fueron deportados y 52 vivían con otras personas. Del resto, mil 475, no se sabía nada.

¿Qué ha sucedido entonces con esos 2 mil 342 niños? Un funcionario que pidió el anonimato reveló a la agencia The Associated Press que 500 ya habían sido entregados a sus padres o familiares. ¿Y el resto?

Decenas de madres denunciaron a través de organizaciones civiles y abogados que no tienen idea del sitio preciso en el que están sus hijos ni quién los cuida. La situación ha sido señalada como “caótica y confusa” por parte de organizaciones que velan por los derechos de los inmigrantes, como la Comisión de las Mujeres Refugiadas (Women’s Refugee Commision, WRC).

Una investigación de la agencia de noticias AP reveló que el gobierno instaló “al menos tres refugios” para niños menores de 13 años en el Valle del Río Grande, en el sur de Texas. Según el reporte, “muchos” de los que permanecen allí “tienen menos de 5 años y algunos son tan pequeños que no han aprendido a hablar”.

El alcalde de Nueva York, el demócrata Bill De Blasio, se mostró “impactado” al enterarse de que un centro de su ciudad recibió a 239 niños separados de sus padres “sin el conocimiento de las autoridades”.

En resumen: no hay registros oficiales, hay dispersión de la información y si se toma como válida la información de que 500 ya fueron entregados, nos falta saber el destino de mil 842 pequeños.

Así las cosas, la pregunta original sigue vigente. Le pregunto a Mr Trump: ¿#DóndeEstánLosNiños?

Artículos Relacionados

RETROVISOR: Toma vuelo el agravio a los jueces

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: ¿Cuándo se pudrió el PRI?

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: Peleando al muerto

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: Lo volvería a hacer

Editor Mujeres Mas

EL ARCÓN DE HIPATIA: ¿Y para seguridad no hay “Plan C”?

Editor Mujeres Mas

RETROVISOR: ¿Puede la justicia mejorarse en el odio, la mentira y la crueldad?

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.