martes 16 julio, 2024
Mujer es Más –
Sin categoría

«EL ARCÓN DE HIPATIA»: El tenis no termina de dar revés al sexismo

 

La tenista francesa Alizé Cornet protagonizó la semana pasada un rudo duelo en la cancha del sexismo.

Justo antes de comenzar el tercer set del partido en el US Open que disputaba con la sueca Johanna Larsson, Cornet se dio cuenta de que se había puesto la camiseta al revés durante el descanso. Acto seguido procedió a quitársela rápidamente para acomodarla y ponérsela bien. El proceso no duró más de 20 segundos. La joven deportista llevaba un sujetador deportivo debajo, muy similar a un ‘top’ corto. Veinte segundos que le bastaron al árbitro para sancionarla con un warning.

En días recientes hubo medidas para proteger a los jugadores de las altas temperaturas que se están registrando en Nueva York. Una de ellas fueron las pausas para cambiarse de ropa e hidratarse. Pausa que fue utilizada por Cornet para arreglarse la playera… y también por el tenista Novak Djokovic, quien permaneció en uno de los bancos dentro de la pista sin camiseta durante varios minutos, intentando aminorar los estragos de las temperaturas. Acciones similares con diferentes resultados. Sanciones para Cornet y ni un comentario para Djokovic.

Aun cuando se han hecho esfuerzos en el tenis por lograr una cancha pareja, este deporte no es ajeno al sexismo. Se le considera un paraíso para el género porque la brecha salarial de las bolsas en torneos es inferior a la del golf, donde suele ser escandalosa. En los cuatro torneos de tenis principales, las mujeres ganan la misma cantidad de dinero por los premios que los hombres.

La lucha por la igualdad se remonta a 1973, cuando la exnúmero uno del mundo, Billie Jean King, luchó por la igualdad de salarios en el Open de Estados Unidos. En 2007, Venus Williams ayudó a conseguir la igualdad salarial en Wimbledon, el último Grand Slam en el que había una diferencia de sueldos.

No obstante, la situación salarial en el mundo del tenis sigue estando lejos de ser perfecta:

En los torneos femeninos, los premios siguen siendo inferiores que en los masculinos y el número uno del mundo, Djokovic, hace dos años seguía ganando mucho más que la número uno del mundo, Serena Williams.

Los mismos tenistas guardan esta visión sesgada por el género. Djokovic ha sostenido que los jugadores deberían ganar más que sus compañeras argumentando que los partidos en los que participan hombres tienen más espectadores. No es necesariamente verdad. En 2015, las entradas para el Open de EU femenino se agotaron antes que las del masculino, y en 2013 y en 2014, las finales en las que competían mujeres tuvieron más audiencia que las de los hombres.

Hay otros ejemplos de esta cultura tóxica. El escocés Andy Murray tuvo que hacer frente a cuestionamientos cuando, en 2014, eligió a la tenista retirada francesa Amélie Mauresmo como entrenadora. El también preparador Toni Nadal, quien se considera a sí mismo “anticuado pero no machista”, participó en las críticas diciendo que “no le apetecería para nada hacer pipí delante de una chica”.

Un año después, un reportero pidió a la jugadora Eugenie Bouchard que diera una vuelta para que el público contemplara su vestimenta después de ganar un partido en el Open de Australia. En 2016, el director del torneo de Indian Wells, Raymond Moore, se vio obligado a dimitir después de la polémica surgida por unas declaraciones en las que aseguraba que las mujeres se aprovechaban del éxito de los hombres.

Como se ve, aún falta mucho para que la cultura de respeto a la mujer y el tenis consigan un buen match.

Al fondo del arcón

La cultura sexista no respeta ni a las ceremonias luctuosas. Así lo padeció la joven cantante Ariana Grande durante su participación en el funeral de Aretha Franklin. Primero, por la mirada lasciva que le dirigió el expresidente Bill Clinton, y luego por el tocamiento obsceno que le hizo el obispo Charles H. Ellis. En las redes surgió el hashtag #RespectAriana en defensa de la estrella pop, retomando el título del himno feminista que volvió famosa a la reina del soul.

Artículos Relacionados

LA MAÑANERA EN BREVE

Editor Mujeres Mas

ONU acusa a Israel de crímenes de lesa humanidad y a Hamás de crímenes de guerra

Editor Mujeres Mas

Tras muerte de hombre por gripe aviar, no hay riesgo para la población: Salud

Editor Mujeres Mas

LA MAÑANERA EN BREVE

Editor Mujeres Mas

Claudia Sheinbaum plantea crear Agencia Federal Anticorrupción y adelgazar la burocracia

Editor Mujeres Mas

Faltan 131 años para alcanzar la paridad de género

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.