lunes 24 junio, 2024
Mujer es Más –
COLUMNA INVITADA

«EL RING DE LOS DEBATES»: México, ¿país en guerra?

Por desgracia, no hay mucha oportunidad para el optimismo, ni siquiera para uno moderado.

Durante los últimos días se han dado a conocer diversos informes que retratan a un México herido, ensangrentado, abatido, triste. 

El Instituto para la Economía y la Paz presentó el Índice de Paz México (2017) http://bit.ly/2oYjczT con cifras devastadoras. Después de cinco años consecutivos de mejoras, la paz en México se deterioró un 4.3 % en 2016. La causa: el aumento en la tasa de homicidios en 18%, con una agravante: el 61% de esas muertes fueron provocadas con armas de fuego.

Los cinco estados con mayor deterioro en sus niveles de seguridad fueron: Colima, Zacatecas, Michoacán, Veracruz y Baja California Sur. El primero de ellos, por ejemplo, tuvo una tasa de homicidio tres veces más alta en comparación con su nivel de 2011.

El reporte advierte que esas cifras, ya de por sí alarmantes, no necesariamente reflejan la realidad. Algunos estados como Nayarit y Veracruz tienen una discrepancia de 60% entre las víctimas de homicidio registradas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y las contabilizadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) basadas en actas de defunción.

Además, está la cifra negra producto de la falta de confianza que hay hacia las instituciones de procuración y administración de justicia. En México, el 91% de los delitos que se cometen, quedan impunes.

La violencia tiene efectos en cadena. Frente al deterioro del tejido social, hay un alarmante impacto económico calculado en 3 billones de pesos, lo que equivale a 18% del Producto Interno Bruto (PIB) o 25 mil 130 pesos por persona.

El Índice de Paz México no sólo estudia la violencia, sino que también identifica factores sociales clave que son el fundamento de la paz. A esta variable le denomina Paz PositivaTampoco aquí el país sale bien librado.

El libre flujo de información es uno de los factores de paz que se ha visto más afectado en los últimos meses, ya que tan sólo en 2016 fueron asesinados 76 periodistas. Esto representa una amenaza para la libertad de expresión en el país.

Prensa sometida a la mordaza de las balas

Libertades en resistencia http://bit.ly/2plU2e4 es otro informe que retrata a un país sometido ante el asedio del crimen organizado y de la corrupción de las propias autoridades. 

La investigación fue elaborada por ARTICLE 19, que registró 426 agresiones contra la prensa, por lo que 2016 se convirtió en el año más violento para la prensa en México. Un año antes, en 2015, se documentaron 397 casos, por lo que las agresiones aumentaron 7% en los últimos 12 meses.

De acuerdo con la organización, 2016 pasará a la historia por ser el de más periodistas asesinados, con 11. En 2010, 2008 y 2006, años de la llamada “guerra contra el narco” que lanzó Felipe Calderón, documentó 10 homicidios. En lo que va de la administración federal de Enrique Peña Nieto, son 30 los periodistas que han sido victimados.

“El gobierno mexicano no ha encontrado la solución a la violencia contra la prensa, al contrario, ha permitido que las condiciones para ejercer el periodismo se vulneren aún más. Su inacción deja que la impunidad prevalezca en el 99.7% de los casos. El mensaje es claro: sin verdad ni justicia, la prensa es blanco fácil de sus agresores”, denuncia la agrupación.

Por si fuera poco, el 53% de las agresiones contra la prensa en 2016, fueron cometidas por funcionarios públicos de distintos niveles de gobierno. De nueva cuenta, Ciudad de México es la entidad con más agresiones registradascon 71. Le siguen Oaxaca, con 60; Veracruz, con 58; Puebla, 28, y Guerrero, 26.

México, cementerio clandestino

Para acabar el cuadro, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) presentó el Informe Especial sobre Desaparición de Personas y Fosas Clandestinas en México http://bit.ly/2oYJuCe 

En él se señala que, de enero de 2007 a septiembre de 2016, los órganos de procuración de justicia locales localizaron 855 fosas clandestinas de las que se exhumaron mil 548 cadáveres. De ellos, sólo se logró la identificación de 796.

Adicionalmente, Coahuila, Colima, Nuevo León y Veracruz informaron a la CNDH haber exhumado y/o encontrado un total de 35 mil 958 restos óseos y/o humanos.

Las cifras oficiales del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas a octubre de 2016, hablan de 29 mil 903 personas de las que se desconoce el paradero. El 82.71% de los casos se concentra en 11 estados: Tamaulipas, estado de México, Jalisco, Sinaloa, Nuevo León, Chihuahua, Coahuila, Sonora, Guerrero, Puebla y Michoacán.

El organismo que preside Luis Raúl González Pérez considera preocupante el aumento de hallazgos de fosas clandestinas y el número de cadáveres y/o restos humanos de ellas exhumados, y lo atribuye a la violencia provocada por la delincuencia organizada.

Los estados con mayor número de fosas clandestinas son Guerrero, con 195; Nuevo León y Veracruz, 191 cada uno; Zacatecas, 83; Coahuila, 51; Colima, 35; San Luis Potosí, 34; Durango, 18; Jalisco, 17 y Sonora, 12.

Estos tres informes retratan en toda sus crudeza a un país en franco deterioro y, podríamos decir, casi en condiciones de guerra. Debemos recuperar la paz y, para ello, es indispensable lanzar un ataque frontal contra la corrupción y la impunidad; profesionalizar a los cuerpos policiacos; dignificar el ejercicio de la política, y convencer a las nuevas generaciones de que juntos podemos construir una nación próspera. El reto es enorme, sí, pero es por nuestro futuro.

Hannia Novell. Licenciada en Ciencias de la Comunicación, realizó estudios en Periodismo, Literatura y Seguridad Nacional en diversas instituciones como la Universidad Iberoamericana, el Centro de Comunicación, Radio Educación y el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Especialidad en corresponsalía de guerra en La Universidad de Jerusalem (Israel) y una especialidad en comunicación política en George Washington University. Titular del noticiario estelar de Proyecto 40 en su edición nocturna. 

Artículos Relacionados

DESDE LA IMAGEN: La Señora Presidenta

Editor Mujeres Mas

Si quiere ser legítima, Claudia Sheinbaum, deberá romper con el pacto patriarcal y gobernar en diálogo y democracia

Editor Mujeres Mas

¿Huir del país tras la elección?

Editor Mujeres Mas

SALA DE ESPERA: ¿Cumplirá su promesa?

Editor Mujeres Mas

OPINIÓN La transparencia como herramienta para la justicia: el caso de Ingrid Escamilla

Editor Mujeres Mas

COLUMNA INVITADA: Mujeres en el poder, una lucha viva

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.