viernes 14 junio, 2024
Mujer es Más –
MARISSA RIVERA

«CUARTO PISO»: Democracia cara y tramposa

Comenzaron formalmente las campañas y con ello el martirio para unos y el circo para otros en Coahuila, Estado de México y Nayarit, donde habrá elección para gobernador, además de Veracruz, donde se renovarán 212 alcaldías.

Se volvió costumbre que algunos candidatos y sus presidentes de partido comiencen, tan ansiado momento, el primer segundo del día que establece la ley, para no violarla. Ja, ja. Ahora resulta que les preocupa la ley. El protagonismo no tiene límites. 

Según ellos, arrancaron con todo. Eso es lo que dicen.

Ahí estuvieron a la media noche para comenzar 60 intensos días de campaña. Algunos muy bien arropados; otros queriendo ocultar los espacios vacíos porque no se logró la anhelada convocatoria. Hubo quienes no se arriesgaron y optaron por un mensaje. Pero todos, sin duda, abrazados de la incertidumbre, saben que no serán elecciones fáciles. Saben que habrá guerra sucia. Saben que rascarán en sus pasados y en sus presentes. Saben que los adversarios buscarán atacar desde las cloacas y saben que no se salvarán de los debates.

El PRI con la “consigna” de no perder más gubernaturas y mucho menos la tierra del presidente Peña Nieto. Pero con el grillete de dos gobernadores prófugos por corrupción, el narcofiscal nayarita detenido en Nueva York, la irritación ciudadana y el desgaste de la actual administración. 

El PAN, con la “necesidad” de que se repita la carambola de la pasada elección, donde sin saber cómo, ganaron siete gubernaturas. Pero ahora enfrentados y divididos y con actores políticos que aprovechan estas elecciones para su autopromoción.

El PRD, en el peor momento de su historia. Con la desbandada en el Senado, los conflictos entre las tribus, una presidencia debilitada, con candidatos endebles, sin la mínima posibilidad de triunfo. 

MORENA con una candidata en el Estado de México con amplias posibilidades de ser catapultada por el fenómeno AMLO, pero que tendrá que sortear prácticamente una elección de Estado.

En 60 días de campaña veremos y escucharemos lo de siempre. No será muy diferente al cochinero que nos tienen acostumbrados los políticos y sus partidos. Promesas incumplibles, compromisos lejanos, ataques, insultos, descalificaciones, espionaje telefónico, millonarios e incalculables gastos de campaña –no que muy respetuosos de la ley–, que ejercerán sin el menor rubor con el firme propósito de obtener el poder. 

Según Integralia, las elecciones en estos 4 estados nos costarán a los mexicanos 30 mil millones de pesos. Claro, sin contar las donaciones privadas ni el financiamiento ilegal que los partidos no reportan a las autoridades. No han podido, o no han querido poner control en los gastos excesivos de los partidos en las campañas electorales.

Van cuatro días, faltan 56 en los cuales algunos ciudadanos estarán dispuestos a escuchar propuestas; otros a ignorar a los candidatos, incluso a desdeñar el proceso electoral; pero todos, estarán sometidos al caudal de los spots (cuatro millones 827 mil 344 en conjunto, incluidos los del INE entre precampañas y campañas); a la información repetitiva de los candidatos, pero sobre todo al show de la propaganda oscura, esa que desnuda a los políticos y que lamentablemente enaltece el morbo, por encima de la propuesta.

Rápido apareció un personaje coludido con el narco; los relojes de Riquelme; la protección para preguntas duras contra Josefina y el presunto lavado de dinero que involucra a su familia; las lágrimas de Delfina; las dudas sobre Layín. Y esto no es nada, es solo el principio de una contienda que marcará el preámbulo de una elección presidencial.  

Artículos Relacionados

CUARTO PISO: El engaño

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: Nos toca a nosotros

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: Golpes, soberbia, enojos y esquiroles

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: Mentiras, silencio y arrogancia

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: Domingo 7

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: Inseguridad y corrupción

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.