sábado 22 junio, 2024
Mujer es Más –
COLUMNA INVITADA

«PERIODISMO A TODA PRUEBA»: “Si le dices a tú mamá lo que pasó, ella te dejará”

“Lo que te ocurrió es parte de un juego, no le digas a tus papis. Si tú le dices a tú mamá lo que pasó, ella te dejará”, le dijo Lourdes Barón Espinosa, con número de cédula 5478084, Directora del Jardín de niños “Flor Infantil” a una pequeña de 4 años, agredida sexualmente por Juventino Ortiz Muñoz, dueño y representante legal de la Escuela Primaria “Alma de México”, con clave 09PPR1242X, ubicada en calle Ruiseñor 48, Col. Bellavista y el Jardín de Niños “Flor Infantil”, clave 09PJN4936J, ubicado en Camino Real 60, Col. Bellavista, ambas en la delegación Álvaro Obregón, a quien protegió y encubrió. 

Recordemos que el Art. 31 señala que la autoridad educativa tiene la obligación de informar sobre el comportamiento o los síntomas que manifiesten o presenten los educandos  y hacerlo saber de inmediato a los padres o tutores. Pues bien, este artículo, Barón Espinosa se lo pasó por el arco del triunfo, sin saber que aquellas palabras marcarían a esta pequeña, al causarle inseguridad y miedo.

Los hechos ocurrieron en el servicio del comedor del Colegio “Alma de México”, que proporcionaba alimentos a los estudiantes del Jardín de Niños “Flor Infantil”, en los horarios de 14:00 a 18:00 de la tarde.

Aquel 7 de Octubre de 2014, la Maestra “T” llegó al salón de clases y preguntó a sus alumnos: ¿Cómo están! Bieeeeen, repondieron los pequeños. ¿Cuéntenme, qué hicieron ayer? (El día de los hechos, 6 de Octubre de 2014, la Maestra “T” no se presentó a trabajar).

Una manita fue levantada, la pequeña balbuceó y con voz suave, respondió: “Tuve un día muy feo”.

La maestra cálida y amorosa, se acercó a la pequeña y le preguntó:

-¿Por qué, qué te paso?

“Es que jugué con Don Juve”

-¿A qué jugaron, mi amor?

-“Al juego de las cucarachas”

¿Y cómo se juega eso? Yo no sé cómo se juega.

-Son cosquillas en todo mi cuerpo y también en mi cosita, en mi colita, en mis chichitas.

Un escalofrío recorrió a la maestra, para tener al grupo calmado les puso una actividad y jaló a la pequeña a un lugar menos ruidoso.

-¿Señálame dónde te toca?

La pequeña señaló sus partes íntimas.

-¿Te hace cosquillas con la ropa puesta o te la quita, mi amor?

La pequeña respondió: “Me baja mis mallitas y mi calzón, me hace cosquillas en mi colita adentro y se la quiere comer”

La Docente no podía respirar; tranquilizó a la pequeña y a su vez se acercó a la Maestra Norma N y le dijo:

“Hay una pequeña que ha sufrido abuso sexual en esta escuela”, le soltó en seco como un mazazo en la nuca.

-¿De qué hablas? ¿Pero, quién pudo hacer eso?

-Don Juve, respondió angustiada y al mismo tiempo con tono de rabia.

La Maestra Norma N, de inmediato lo comunicó a la directora Lourdes Barón Espinosa.

-“Traéla. quiero hablar primero con ella”, respondió Barón Espinosa, muerta de miedo y preocupada.

Una vez en la dirección y acompañada de su maestra, la menor contó de nuevo lo que se ha narrado párrafos antes.

-“Hay que avisarle a sus padres, esto es muy delicado, directora”, dijo la Maestra de la pequeña.

La directora interrogó a la pequeña quién repitió lo mismo, horrorizada la directora sentenció: “No, eso no fue cierto”.

-“Sí, cierto” respondió la pequeña.

Estúpidamente, la Directora le dijo a la menor: “Fue un juego”.

De inmediato, Barón Espinosa se comunicó con la hija de Don Juve, de nombre Mariana Ortiz (también dueña y administradora legal) y le narra lo ocurrido; ambas acuerdan no dar aviso a los padres y le solicitan a la Maestra “trabajar” con la niña para hacerle “entender” que sólo se trató de un juego. La maestra se negó y fue amenazada de que si avisaba a los padres, habría consecuencias. Al día siguiente, no se presentó en la escuela, sin embargo, la maestra hizo lo correcto y encontró la manera de ponerse en contacto con los padres de la menor agredida.

Aquella tarde, la pequeña no contó nada a sus padres, en la cabeza traía aquella frase de la directora: “Si tú le dices a tu mamá, ella te dejará”. La pequeña calló.

El 2 de Noviembre de 2014, un mensaje por Inbox alertó a la madre; el mensaje era de la maestra de su pequeña hija, la madre y la maestra se comunicaron y la maestra le contó lo ocurrido. La madre de la pequeña al llegar al Colegio lo  primero que hizo fue abrazar a su hija y preguntarle si conocía el juego de “La Cucaracha”.

“Mi hija me respondió que sí, su carita se apagó, bajó la mirada. Le pregunté con quién lo jugaba. Me respondió que con Don Juve, “pero es un juego feo”, remarcó mi hija. Le pregunté que dónde ocurría eso. Me respondió: en el comedor, cuando me sienta en sus piernas”.

Después de hacer público el abuso sexual a varios menores en el Colegio Matatena Montessori, ubicado en la Col. Del Valle en la Ciudad de México, son varios los casos que he atendido y denunciado. Esta es otra historia aterradora, donde el común denominador es la desesperación y el dolor de una familia que no solo lucha todos los días para resarcir la afectación provocada por un adulto enfermo a su hijo o hija, sino la lucha diaria contra la impunidad, irresponsabilidad e insensibilidad de las autoridades.

Los padres de la pequeña de 4 años de edad, interpusieron una denuncia por abuso sexual contra su hija, en contra de Juventino Ortiz Muñoz, dueño y representante legal de la Escuela Primaria “Alma de México”, con clave 09PPR1242X, ubicada en calle Ruiseñor 48, Col. Bellavista y el Jardín de Niños “Flor Infantil”, clave 09PJN4936J, ubicado en Camino Real 60, Col. Bellavista, ambas en la delegación Álvaro Obregón. La denuncia ha sido atendida en la Fiscalía de Delitos Sexuales, número 2, con número de averiguación FDS/FDS-2T/00586/14-11, número de TOCA 239-2016 y causa penal 195/2015 hasta la fecha con orden de aprehensión desde el 31 de Mayo de 2016 en el Reclusorio Oriente, por parte del C. Juez 24 de lo penal, Lic. Alfonso Martín Corona Morales.

Desde entonces, Juventino Ortiz Muñoz, dueño y representante legal de los Colegios antes mencionados, está PRÓFUGO, sin preocupaciones económicas ya que ambas escuelas siguen funcionando como si no hubiese pasado nada.

Copia del expediente en poder de esta reportera, determina que, la pequeña declaró y señaló a Don Juve como el hombre que la tocaba a través del juego. En el expediente también está la declaración de la maestra titular del grupo que respaldó a la pequeña y buscó a los padres para contarles lo ocurrido. ¿Y qué pasó? Juventino Ortiz Muñoz se presentó a declarar, sin  embargo, el Ministerio Público determinó que el hombre era mayor de edad y lo dejó en libertad, a pesar de las pruebas.

La pequeña mencionó cada ataque y lugares donde ocurrieron los hechos. Se aportó un video del que la policía cibernética determinó como veraz y contundente. Después de peregrinar en distintas instancias, el caso fue atendido por la Magistrada Lic. Rosalinda Sánchez Campos que a su vez, solicita al Juez levantar la orden de aprehensión al ser violados algunos derechos de la menor. Cabe mencionar que la Juez Rocío Luna Domínguez, consta en el expediente, había juzgado a la pequeña como una menor de 12 años pues minimizó y desestimó las declaraciones de la pequeña de 4 años por no saber si ocurrió en la mañana o en la tarde, ni dar horarios, o la cantidad exacta de veces que la tocó.

En Mayo del 2016, el Juez Vigésimo Cuarto de lo Penal, gira orden de aprehensión en contra de Juventino Ortiz Muñoz, con causa penal 195/2015.

Hace unos días, el resolutivo de la Dirección General de Operaciones de Servicios Educativos, llevó a cabo el procedimiento administrativo de sanción que depende de la Secretaría de Educación Pública; emitió una sanción económica a ambos colegios por la cantidad de 336 mil 450 pesos que cobra la Secretaría de Finanzas del Distrito Federal (CDMX).

¿Qué tal? ¿Y la víctima? ¿Y sus padres? ¿Y el daño?

Es decir, un hombre enfermo agrede a una menor y le causa un daño permanente, por ser dueño y administrador del Colegio se le multa con una cantidad irrisoria que sin duda puede recuperar en menos de un año. ¿Alguna autoridad ha pensado en la pequeña? ¿Y él? Seguramente muy tranquilo, más cínico y quizá haya lastimando a otra pequeña. La hija del agresor sexual Juventino Ortiz Muñoz, quien está al frente de los negocios de su padre, ha declarado que su papá vive en Aguascalientes, que “desconoce dónde vive” pero está “delicado de salud”.

¿Con orden de aprehensión, la autoridad no puede solicitar la colaboración de las autoridades de Aguascalientes? ¿Cuánto más tardarán en presentarlo en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México para responder por los cargos que se le acusan? ¡Llevan casi 3 años! ¡Por favor!

¿No pueden? ¿No quieren? ¿No les importa? ¡Cuánto desdén, señores! ¿Y si fuera su hija, sobrina o nieta?

¿Por qué razón la autoridad no ha investigado al personal del Colegio, que no cuenta con la preparación adecuada para estar al frente de los niños?

Si usted conoce a Juventino Ortiz Muñoz, favor de denunciarlo a:

periodismoatodaprueba@gmail.com. Desde el 2014 tiene orden de aprehensión por lastimar a una pequeña. Desconocemos si afectó a más niños o niñas; sin embargo, una o un solo menor lastimado basta para que enfrente el castigo que marca la ley ante un delito tan ruin y canalla como lo es el abuso sexual infantil en uno de los que se supone es después de la casa, uno de los lugares más seguros.

 

 

Yohali Reséndiz, periodista: “Amo el periodismo de investigación y denuncia, todos los días lo ejerzo. Soy intolerante a los estúpidos, abusivos del poder, corruptos, ladrones, machistas, violentos. No soporto la mentira ni tampoco a quienes discriminan”.  

Artículos Relacionados

Si quiere ser legítima, Claudia Sheinbaum, deberá romper con el pacto patriarcal y gobernar en diálogo y democracia

Editor Mujeres Mas

¿Huir del país tras la elección?

Editor Mujeres Mas

SALA DE ESPERA: ¿Cumplirá su promesa?

Editor Mujeres Mas

OPINIÓN La transparencia como herramienta para la justicia: el caso de Ingrid Escamilla

Editor Mujeres Mas

COLUMNA INVITADA: Mujeres en el poder, una lucha viva

Editor Mujeres Mas

LA ABADÍA DE ELOÍSA: La carta de Vivir Quintana a las candidatas Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.