lunes 15 abril, 2024
Mujer es Más –
MARISSA RIVERA

«CUARTO PISO»: Candil de la calle

 Nos sorprendemos de la misoginia y sexismo de Trump y de lo que pasa en México ¿no?

El furor, expectativa, incredulidad y desazón que provocaron los insólitos resultados de las elecciones en los Estados Unidos, arrumbaron dos temas que no debemos soslayar y que debemos ser cautelosos en no desecharlos: Las agresiones a las mujeres y los derechos de las minorías.

 

Nos enoja la misoginia y machismo de un hombre, ahora presidente electo de los Estados Unidos. Donald Trump ha insultado a todos, mexicanos, migrantes, musulmanes, ancianos y principalmente a las mujeres. Su discurso agresivo, indigna. Ya no hablemos de sus mentiras, limitaciones intelectuales, nula cultura, intolerancia y trampas (esas, son otro tema, que además, dan para mucho).

 

Eso que nos indigna de él, también lo padecemos acá, pero nos duele porque él es un tipo detestable, arrogante, pendenciero y con una innata habilidad para hacerse odiar.

 

¿Y lo que ocurre en México no incomoda, no agrede, no molesta?

 

Tristemente es habitual escuchar sobre todo de figuras públicas como políticos y funcionarios, comentarios misóginos y sexistas. ¿Se acuerda de la “lavadora de dos patas” del ex presidente Vicente Fox? ¿Del “viejerío” de Diego Fernández de Cevallos? Sólo por decir algunos. 

 

¿Puede un magistrado referirse de manera sexista a las mujeres? Por supuesto que no

 

Juan Manuel Sánchez Macías, magistrado de la Sala Regional de Jalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, dijo durante un foro sobre La Participación Política Paritaria entre Mujeres y Hombres, que “las mujeres deben ocupar cargos públicos por sus capacidades intelectuales y no porque estén bien buenas o tengan unas nalgas exquisitas”.

 

 

Pero eso no fue todo, además, explicó –según él– que como hombre, padre y como mexicano, le duele que a la mujer se le permita llegar “a cambio de un acostón”, “porque se están acostando con un gobernador en turno, con el titular de alguna dependencia o el jefe de una empresa”. ¿Será alguna experiencia, se lo habrán contado o sabe de alguien que acostumbre esas prácticas? Es pregunta.

 

¿Fue suficiente sólo su renuncia a la presidencia del organismo jurisdiccional del que aún es integrante? ¿Lo hemos dimensionado? ¿Ya no nos asombra?

 

Sin duda fueron expresiones denigrantes. Con toda razón, como argumenta INMUJERES, es preocupante que, quien es responsable de recibir quejas y emitir resoluciones de contendientes en procesos electorales, piense y se exprese de esa manera. ¿Así como piensa, actúa en torno a las mujeres? ¿Con qué calidad moral imparte justicia?

 

Otro tema que también sorprende y que violenta los derechos humanos de la comunidad LGBT es el rechazo al dictamen de la iniciativa que envió el presidente Enrique Peña, que establecía reconocer el derecho al matrimonio igualitario. Prácticamente les dijeron que si quieren casarse “váyanse a cualquiera de las 11 entidades que ya lo permiten”. Eso no es libertad, eso no es igualdad, eso no es reconocer el derecho de las minorías. Diputados del PRI, PAN, PVEM, Encuentro Social y Nueva Alianza, dijeron “NO”; votaron en contra durante la reunión de comisiones que discutió el tema.

 

¿Por qué nos quieren engañar?, la respuesta es sencilla, están preocupados por las elecciones que vienen el próximo año, antesala de las del 2018 y de ahí su asustada y repugnante doble moral.

 

Para qué nos rasgamos las vestiduras con el inefable de Trump si aquí, con guardadas proporciones, tenemos los nuestros. Como dirían las abuelas “candil de la calle, oscuridad de su casa”.

 

Mejor dejemos la apatía, el pasmo y exijamos respeto y tolerancia a los derechos humanos de todos, en especial de mujeres, indígenas, ancianos, migrantes, niños y homosexuales.

 

No dejemos que la ceguera del coraje no nos permita señalar a esos “trumpitos” que tenemos cerca, muy cerca de nosotros.

 

 

Artículos Relacionados

CUARTO PISO: Mentiras, silencio y arrogancia

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: Domingo 7

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: Inseguridad y corrupción

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: Entre risas y mal humor

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: Saque las manos

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: El amor en los tiempos de la 4T

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.