viernes 01 marzo, 2024
Mujer es Más –
ACTUALIDAD COLUMNA INVITADA

«INTERÉS SUPERIOR»: Trato igualitario

La mayor lucha contra la discriminación se da en el campo cultural.

El pasado 18 de octubre celebramos en la CDMX el Día del Trato Igualitario, esta vez centrando la discusión en la homofobia y el racismo en el futbol. Desde hace cuatro años y de la mano del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), octubre además de contar con la luna más hermosa del año, es en esta metrópoli el mes dedicado a reflexionar sobre nuestras actitudes hacia la otredad y a sensibilizarnos en torno a los cambios en pensamiento, obra y acción, que requieren la inclusión, el respeto y la tolerancia.

Entrar al terreno del futbol, no es fácil, en donde domina la pasión todo lo justifica. En la cancha el apego a las reglas y en las gradas la catarsis, las ganas de divertirse y un amor a la camiseta, en el que todo se vale. Chango, simio, esclavo son gritos con los que la afición mexicana se ha referido a jugadores de ascendencia afro. Y a este poco  visibilizado racismo, se suman gritos abiertamente explícitos que apelan a hegemónica percepción del futbol como deporte de “hombres”. Esa que provoca declaraciones como las del técnico Dunga: “Nosotros somos machistas, tenemos aquello de que el hombre no llora, pero necesitamos saber respetar”, justificando el llanto de los jugadores por la pérdida de la selección brasileña ante los chilenos, de la que derivó su salida del mundial en su propio país.

Es juego de hombres y levántate maricón, no se te vayan a romper las medias, son ejemplo de las muchas expresiones que se oyen por igual en los estadios, como en las canchas llaneras. Estos decires parten de una visión de masculinidad que se define por su oposición; es decir, eres hombre en la medida que no eres puto. Y por lo tanto se constituyen en esencia en mensajes homofóbicos. Y mientras acá una gran mayoría considera que las cuatro multas de la FIFA al grito de ¡eeeeeeeh puto!, son una exageración. Los que contemplamos que la mayor lucha contra la discriminación se da en el campo cultural, consideramos que es precisamente en la modificación de estas referencias, que por costumbre justificamos, en donde está la posibilidad de ser respetuosamente incluyentes.

Lo hacemos en un país en donde entre el 2007 y el 2015 se han reportado 283 crímenes de personas de la comunidad LGBTTTI. En donde entre septiembre y lo que va de octubre de este año, se han reportado 11 asesinatos de mujeres trans.

Lo hacemos en una nación en donde actualmente no hay escuelas primarias, secundarias o de nivel medio superior en zonas urbanas, en donde no haya un grupo de niñas y adolescentes jugando futbol. Hace tres semanas nos emocionábamos con las adolescentes de la Selección Femenil Mexicana Sub 17, por su pase a cuartos de final en el  Mundial de Jordania 2016. Estamos sin duda en los hechos ante un juego sin etiqueta de exclusividad masculina. Entre 2002 y el 2006, según datos de la FIFA, el futbol no profesional creció en 16% en hombres y 138 en mujeres. El futuro del futbol es femenino, afirmaba Blatter y ahondaba señalando que tiene una dimensión social más fuerte que el masculino, y tanto las futbolistas como las espectadoras entablan una relación diferente con su deporte.

Se trata entonces de cambiar al ritmo de la realidad que cambia, una que tan solo en este terreno no da cabida a cánticos homofóbicos, sino a más bien a transformación de nuestras visiones de género.

Y de eso se trata este mes, octubre del trato igualitario, que nos da la oportunidad de construir con las niñas, niños y adolescentes una manera incluyente, tolerante y respetuosa de vernos como seres humanos, diferentes pero iguales en el sentido social. En nuestro derecho más allá de nuestras características, gustos y preferencias de ser tratados con igualdad socialmente. Como seres humanos, como todos  y como ninguno, como dice Andrea, la futbolista que más admiro.

Aprovechemos lo que resta de este mes para participar con las niñas, niños y adolescentes en las actividades que el COPRED nos ofrece a favor de la no discriminación.

_____________________________________________________________________________________
Nashieli Ramírez. Directora de Ririki Intervención Social. Experta en infancia, adolescencia y sus derechos.

 

 

Artículos Relacionados

Ante la CIDH buscadoras piden ser reconocidas como defensoras de derechos humanos

Editor Mujeres Mas

SALA DE ESPERA: Autócrata

Editor Mujeres Mas

Feministas convocan a “Un día sin nosotras” el próximo 8 de marzo

Editor Mujeres Mas

SCJN avala ley que sanciona la violencia vicaria en San Luis Potosí

Editor Mujeres Mas

UNAM elabora “Manual sobre Trata de Personas”

Editor Mujeres Mas

Se registra microsismo en Álvaro Obregón

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.