lunes 15 julio, 2024
Mujer es Más –
COLUMNAS COLUMNA INVITADA

«COLUMNA INVITADA» Tres mujeres, un T-MEC

Por. Oscar H. Morales Martínez

Este 1 de julio se cumplió el primer aniversario de vigencia el T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá), conocido por sus siglas en inglés como USMCA (en Estados Unidos) y CUSMA (en Canadá).

¿Funcionaron los aplausos lisonjeros y serviles de Andrés Manuel López Obrador a Donald Trump celebrando el inicio del T-MEC? Si fue una estrategia electoral para apoyar la campaña de Trump (a la que no se prestó Justin Trudeau), queda claro que no sirvió, ni tampoco ayudó a AMLO para mejorar su imagen internacional en el ámbito comercial.

Aunque la pandemia de COVID-19 hace difícil valorar los avances del T-MEC durante este año, los hechos demuestran que la política económica impulsada por el gobierno mexicano ha desincentivado la inversión internacional y socavado la confianza en los negocios.

AMLO se ha caracterizado por irrumpir la legalidad e incumplir el orden jurídico y, en consecuencia, resulta intrigante lo que pretende hacer con el T-MEC, ya que se enfrenta a dos caminos que, en ambos casos, tienen consecuencias desfavorables.

Por un lado, si decide cumplirlo cabalmente, deberá instrumentar una serie de cambios legales que derivan de los nuevos capítulos que prevé el T-MEC relacionados con comercio digital, energía, medio ambiente, laboral, PyMEs, competitividad, buenas prácticas regulatorias, anticorrupción, política macroeconómica y anexos al Capítulo de Obstáculos Técnicos al Comercio. En casi todos esos sectores, no tiene cabida el régimen proteccionista, populista y de restricción de inversión extranjera que ha pregonado AMLO, porque simplemente son incompatibles. Por tanto, cumplir el T-MEC atentaría a la esencia misma de su propaganda política.

En el otro escenario, si quiere evadir o incumplir los compromisos asumidos en este tratado, se impondrán sanciones severas que afectarán no solo a su resquebrajada imagen internacional, sino también a la debilitada economía mexicana.

Luego entonces ¿qué estrategia seguirá el presidente de México? Parece que no le queda más que aceptar -en privado- que Canadá y Estados Unidos mandan en esta relación tripartita y no podrá llevar a cabo su proyecto económico -pensando que tenga un proyecto-, atropellando la legalidad y libre competencia, sin afectar con ello los intereses de nuestros vecinos del norte.

El país está necesitado de inversión y el T-MEC debe ser el motor que impulse la economía nacional. Pero esta dicotomía que se presenta con el discurso regresivo de la 4T no será fácil de resolver sin tener consecuencias políticas y económicas.

En todo caso, AMLO requerirá de una posición fortalecida en el Congreso para implementar los ajustes que requiere la legislación nacional para cumplir con el T-MEC, así como de funcionarios y políticos altamente experimentados y calificados para negociar con los representantes comerciales canadienses y estadounidenses. A la cabeza de su equipo, deberá fortalecer a la Secretaría de Economía para que coordine a las demás Secretarías de Estado involucradas en cada materia regulada en el T-MEC.

Hasta el momento, la Secretaría de Economía ha tenido una actividad discreta, por no decir ausente.

Por afortunada coincidencia, México, Estados Unidos y Canadá han nombrado a mujeres como titulares de la Secretaría de Economía, la Oficina de Representación Comercial y el Ministerio de Comercio Internacional, respectivamente.

La Secretaria de Economía de México, Tatiana Clouthier, la Representante Comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, y la Ministra canadiense de Pequeños Negocios, Promoción de las Exportaciones y Comercio Internacional, Mary Ng, se reunirán el próximo 7 de julio en la Ciudad de México e “intercambiarán puntos de vista en torno a los logros alcanzados durante el primer año del tratado, así como las oportunidades para asegurar el crecimiento y la competitividad de la región a largo plazo”, según detallaron en un comunicado conjunto.

Dada la importancia y trascendencia del T-MEC para los tres países, se asume que estas mujeres tienen una amplia experiencia y preparación no solo en temas económicos y comerciales, sino en foros internacionales, por lo que vale la pena revisar brevemente sus perfiles para saber con qué cartas juega cada país.

Katherine Tai, representante comercial de Estados Unidos, es abogada egresada de Harvard y se convirtió en la primera mujer asiático americana en ocupar dicho puesto. Es hija de inmigrantes chinos.

De 2007 a 2014, Tai se desempeñó en la Oficina del Asesor Jurídico General del Representante Comercial, convirtiéndose en la abogada principal para la aplicación de la ley comercial de China desde 2011 hasta su partida. En la Oficina del Consejero General, trabajó en casos comerciales en la Organización Mundial del Comercio. En 2014, se convirtió en asesora comercial del “Committee on Ways and Means” de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, que es la oficina encargada de regular todo lo concerniente a impuestos, tarifas y otras medidas de recaudación. Fungió como consejera comercial en jefe en 2017.

Fue nominada para ocupar su cargo actual en diciembre de 2020 y confirmada por el Senado de Estados Unidos por unanimidad (98-0 con dos senadores ausentes), lo que la convierte en el único miembro del Gabinete de Joe Biden en ser confirmada sin oposición.

Tai desempeñó un papel importante en las negociaciones de la Cámara de Representantes con la administración de Trump respecto al T-MEC, abogando por disposiciones laborales más fuertes. Su trayectoria y carácter la han catalogado como una persona “pragmática en la resolución de problemas en política comercial”, según señala la Associated Press.

Por su parte, la Ministra canadiense de Pequeños Negocios, Promoción de las Exportaciones y Comercio Internacional, Mary Ng, es una líder comunitaria con 20 años de experiencia en las áreas de educación, liderazgo de las mujeres, creación de empleo y emprendimiento.

La ministra Ng emigró a Canadá desde Hong Kong con su familia, y creció aprendiendo sobre la lucha y el éxito final que muchos nuevos inmigrantes experimentan en Canadá.

Sus años trabajando para el Servicio Público de Ontario, la Universidad de Ryerson y el Ministerio de Educación de Ontario la llevaron a ser reconocida como una de las líderes del sector público de mejor desempeño de Canadá. Más tarde se desempeñó como Directora de Nombramientos del Primer Ministro Justin Trudeau.

De 1991 a 2003, Ng trabajó como funcionario público en el Ministerio del Fiscal General y la Oficina del Gabinete de Ontario. De 2003 a 2006, Ng se desempeñó como Director de Política del Ministro de Educación, Gerard Kennedy. De 2006 a 2008 y luego de nuevo de 2011 a 2015, Ng sirvió en la Oficina del Presidente de la Universidad de Ryerson. Desde 2018 es Ministra canadiense de Pequeños Negocios, Promoción de las Exportaciones y Comercio Internacional.

Finalmente, Tatiana Clouthier tomó recientemente posesión como titular de la Secretaría de Economía de México, el 4 de enero de 2021. Previo a ello, fue diputada federal en dos ocasiones y se ha desempeñado durante 12 años en la administración pública municipal y estatal.

Fue delegada en la Cumbre Mundial de Desarrollo Sustentable en Sudáfrica y participó en el Foro Nacional de Fomento Económico. Ha sido docente y conferencista en diversas instituciones educativas, como la Universidad de Berkley en California, y la London of Economics en Reino Unido.

Es Maestra en Administración Pública por la Universidad Autónoma de Nuevo León y Licenciada en Lengua Inglesa por el Tecnológico de Monterrey (ITESM). Cuenta con diplomados en: Cultura de la Legalidad por The George Washington University; Gobernanza por Harvard University; Perspectivas Económicas y Políticas para México por Harvard University.

Es autora de tres libros y coautora de dos más, ninguno de ellos relacionado con temas de economía.

Se ha criticado el nombramiento de Tatiana Clouthier como titular de la Secretaría de Economía por su falta de experiencia como servidora pública en dicha área, así como por sus desafortunadas declaraciones que exhibieron la falta de conocimiento o preparación en temas económicos elementales, como la canasta básica y el número de personas que viven en la pobreza y extrema pobreza en México.

Estamos en un momento crítico mundial y los equipos canadiense y estadounidense se lo han tomado en serio, nombrando a gente experimentada para sus negociaciones comerciales. No vienen a México a tomar tequila ni a fotografiarse en Garibaldi, o a escuchar propaganda populista, sino a exigir resultados y dar seguimiento a acuerdos internacionales.

¿Tenemos en el timón de la Secretaría de Economía a una persona que lleve a buen puerto la economía nacional o solo es el perico del capitán?

Ya veremos la habilidad de un pejelagarto para nadar en el tanque de los tiburones sin ser devorado.

Artículos Relacionados

RETROVISOR: Toma vuelo el agravio a los jueces

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: ¿Cuándo se pudrió el PRI?

Editor Mujeres Mas

CUARTO PISO: Peleando al muerto

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: Lo volvería a hacer

Editor Mujeres Mas

EL ARCÓN DE HIPATIA: ¿Y para seguridad no hay “Plan C”?

Editor Mujeres Mas

RETROVISOR: ¿Puede la justicia mejorarse en el odio, la mentira y la crueldad?

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.