domingo 14 julio, 2024
Mujer es Más –
TECNOLOGÍA SOCIEDAD

VIDEO. Mujeres saudíes toman el volante por primer vez

La espera terminó. Las mujeres saudíes no podían esperar más para ponerse detrás del volante, y es que apenas dio la media noche y decenas de conductoras salieron a las calles a las calles de Riad, Yeddah, Al Jobar, Qasim y otras ciudades de Arabia Saudí, a bordo de sus autos.

Sin embargo, esta reforma histórica no goza de plena libertad, pues es necesario el permiso de un varón para ser acreedora a un permiso de conducir, tal y como lo es para casarse, estudiar en la universidad, viajar al extranjero o salir de la cárcel al concluir una condena.

Esta lucha de más de 30 años ha llevado a formar largas listas de espera en las autoescuelas, a pesar de los altos costos de éstas

“Estoy muy emocionada y contenta de que finalmente haya llegado este día. Es un sueño hecho realidad. Estoy encantada de poder conducir por las calles de mi país”, declaró Salma Rashed al Sunaid, una de las primeras en recibir un carnet de conducir en Riad.

Esta emoción también llegó a las redes sociales que se llenaron de imágenes de sonrientes conductoras ejerciendo un derecho que hasta ahora tenían negado. Bajo la etiqueta “las mujeres saudíes conducen” jóvenes, mayores, profesoras, empresarias o simples abuelas han colgado fotos y videos de su primera vez conduciendo de forma legal.

A pesar de que el Departamento de Tráfico ha recibido 120.000 solicitudes, sólo pocas miles han tenido tiempo de completar el curso para obtener la licencia, o de convalidar los permisos internacionales. Además, para frustración de muchas extranjeras, aquellas cuyo permiso de residencia dependa del de su esposo o de su padre están excluidas de momento. Pero según la consultora PwC, para 2020 habrá tres millones de conductoras en Arabia Saudí lo que significa “oportunidades para los inversores en sectores que van desde la venta de coches y seguros, hasta el alquiler y las autoescuelas”.

“Arabia Saudí acaba de entrar en el siglo XXI”, asegura el multimillonario príncipe Alwalid Bin Talal en una grabación publicada en su Twitter, durante la que acompaña como copiloto a su hija Reem, y agradece la decisión al rey Salmán. Pero su entusiasmo parece tan excesivo como el titular “Día de la Independencia” empleado por el oficialista Arab News.

Ningún observador cuestiona el valor de este cambio en el conservador Reino del Desierto. La prohibición de conducir se había convertido en el símbolo de la represión de las saudíes. Sin embargo, su discriminación institucionalizada no es fruto de ese veto, sino al revés. Levantarlo es “un pequeño paso en la dirección adecuada”, coinciden las activistas, pero es insuficiente. Piden que se ponga fin al sistema de tutela, una mezcla de leyes y costumbres que las hace dependientes de por vida de los varones de su familia (padre, marido o, en ausencia de estos, hijo, hermano o tío paterno).

Las reformas anunciadas por Mohamed Bin Salmán, hijo y heredero del rey, suscitaron la esperanza de que pusiera fin a la situación de ciudadanas de segunda para las mujeres. El poderoso príncipe ha enviado señales contradictorias. Aunque ha declarado que cree que hombres y mujeres son iguales, no ha abolido la tutela y ha encarcelado a una docena de activistas que hacía campaña en ese sentido.

Junto con esta medida se anunciaron multas de 500.000 ríales (unos 120.000 euros) y hasta cinco años de cárcel para quienes las acosen o ridiculicen.

Con información de El País

Artículos Relacionados

Uso del brasier, ¿exigencia patriarcal o convención social?

Editor Mujeres Mas

Incrementan 62% agresiones contra la prensa en sexenio de AMLO: Artículo 19

Editor Mujeres Mas

Cada minuto cuatro niñas se convierten en madres en AL

Editor Mujeres Mas

“Beryl” pega en Tulum como huracán de categoría 2; hay saldo blanco

Editor Mujeres Mas

“Beryl” se intensifica a categoría 3 y se acerca a Tulum

Editor Mujeres Mas

Emiten Alerta Roja en Quintana Roo por aproximación de “Beryl”

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.