lunes 24 junio, 2024
Mujer es Más –
COLUMNA INVITADA ADOLFO LABORDE

«COLUMNISTA INVITADO»: Lo que hace una bomba

En tan solo dos semanas, el orden internacional heredado del fin de la Guerra Fría se ha puesto en riesgo. Los ataques de los Estados Unidos a Siria la semana pasada con 59 misiles tipo Tomahawk y el de ayer, con una súper bomba convencional de 10 toneladas de explosivos a un campamento de una célula del Estado Islámico en Afganistán así lo indican.
 
Donald Trump no se anda con miramientos. Demostró que la política suave o el poder suave (disuasión) utilizado durante la administración del presidente Barack Obama, no es su estilo. Además de desmarcarse de esa política de intervenir de manera espontánea (operaciones militares unilaterales específicas), deja claro que tras el fracaso de la diplomacia, el uso de la fuerza es un recurso que está en el menú de opciones.
 
El mensaje es claro para todos aquellos (dentro y fuera de Estados Unidos) que pensaron en la tibieza o inacción de los Estados Unidos en materia de política internacional. Trump, además de aprovechar la coyuntura para alejar de la opinión pública sus fracasos en la política doméstica (Obamacare), con estas acciones, le da una lección a los rusos, quienes habían sacado ventaja de la nueva relación entre Moscú y Washington. Además, Trump logra con esto alejar el tema del espionaje/intervención ruso, y que se encuentra en investigación por el FBI, en las elecciones estadounidenses del año pasado. Un golpe certero con implicaciones mediáticas, más aún cuando la  popularidad del mandatario se encuentra en el 37%, la más baja de un presidente norteamericano al inicio de su mandato.
 
La transformación del orden internacional está en marcha. Estados Unidos no será un espectador ante el crecimiento económico y militar de China; la influencia de Rusia en sus espacios naturales (Europa y Asia Central); la amenaza nuclear de Corea del Norte en Asia con la posible provocación de un conflicto regional mediante el ataque a Corea del Sur o Japón, con quienes los norteamericanos mantienen un pacto de seguridad y defensa; Medio Oriente, con el escalamiento del conflicto en Siria si Irán y Rusia responden de igual manera alguna operación militar de Estados Unidos, o bien, la incorporación de manera directa de Israel en el conflicto sirio. Esto, aunado al aumento de 52 mil millones de dólares al presupuesto militar norteamericano y la política exterior disruptiva de este país, nos permiten pensar que los meses siguientes serán de grandes retos para los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Rusia, Inglaterra, Francia y China). Una vez más, el arte de la diplomacia y solución de conflictos es indispensable para un mundo que cambia drásticamente y que no es el mismo de 1991.     
Adolfo Laborde. Analista internacional. 

Artículos Relacionados

DESDE LA IMAGEN: La Señora Presidenta

Editor Mujeres Mas

Si quiere ser legítima, Claudia Sheinbaum, deberá romper con el pacto patriarcal y gobernar en diálogo y democracia

Editor Mujeres Mas

¿Huir del país tras la elección?

Editor Mujeres Mas

SALA DE ESPERA: ¿Cumplirá su promesa?

Editor Mujeres Mas

OPINIÓN La transparencia como herramienta para la justicia: el caso de Ingrid Escamilla

Editor Mujeres Mas

COLUMNA INVITADA: Mujeres en el poder, una lucha viva

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.