lunes 24 junio, 2024
Mujer es Más –
COLUMNA INVITADA ADOLFO LABORDE

«COLUMNISTA INVITADO»: Estados Unidos en la era Trump

Chicago, Illinois. Tenía que ir a tramitar el pasaporte de mi hijo a las oficinas de Estado, en el Centro de Chicago. Regularmente cuando vamos a la Ciudad, lo hacemos en trasporte público. La estación de Oak Park de la línea verde de la CTA nos queda a unos 15 minutos caminando. Así estaba planeado, pero nos sorprendió un día de intensa lluvia. Optamos por pedir un UBER.

Llegó puntal. Abordamos. La conductora, una afroamericana muy amable, nos dio la bienvenida, arrancó el automóvil e inició la conversación.

“¿De dónde son?” Nos interrogó.

De México, respondí. Guardó silencio unos segundos y sin mayor preámbulo con voz suave y pausada se disculpó por las políticas hacia nuestro país de Donald Trump.

“Siento mucho lo que está pasando con respecto a la política exterior de Estados Unidos hacia su país, especialmente en materia migratoria con las deportaciones, el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN) y lo del muro. Créame, no todos aquí estamos de acuerdo con eso. Es increíble que eso esté pasando en nuestro país. Ni nosotros damos crédito. Ya ve, ahora hasta los que votaron por él se iban a quedar sin el apoyo del Obamacare (acceso a seguros médicos a bajo costo). ¡Qué decir del escándalo con los rusos! Es indigno que esto esté pasando, sobre todo cuando nuestro país es 25 veces más grande en términos económicos y militarmente más poderoso que ellos. Día a día nos enteramos de más locuras y estupideces. ¡No sé a dónde acabaremos!”.

Interrumpí a la conductora para decirle que no se preocupara. Sabía que, como ella, muchos estadunidenses no habían votado por él.

“Voté por él, lo siento, me equivoqué. Fui del grupo que creímos en el cuento de volver hacer América grande de nuevo”.

No se preocupe, es de sabios rectificar, repliqué.

“Sí, pero hay gente que todavía sigue creyéndole. Este señor afloró esa parte oscura de nuestra sociedad y eso me preocupa”, respondió.

Intenté cambiar el tema, cosa que no sucedió. La afroamericana continuó enfrascada con el tema Trump.

“Ojalá y se organice un movimiento genuino para despedirlo y sacarlo de la Casa Blanca. No es posible que nuestro pueblo permita sus las locuras. ¡Hasta con la prensa ya se peleó! Es cuestión de tiempo. Mucha gente piensa igual que yo. Afortunadamente, en algunos republicanos hay cordura y eso es una buena señal”.

Desafortunadamente llegamos al destino. La conversación prometía más. Quería detalles, sobre todo de gente como ella que hoy en día rectifica su postura con respecto a Trump.

Confieso que ese nivel de politización y conciencia social no lo esperaba, mucho menos de una mujer perteneciente a un grupo que independientemente ha sufrido exclusión, discriminación y políticas públicas de todo tipo en su contra (como hoy los mexicanos).

Han manejado agendas distintas y en ocasiones ven a la comunidad de latinos  en Estados Unidos como su competencia. Esto, quizá sea un indicador del nivel de madurez política que una sociedad supuestamente desarrollada debería de mostrar, más aún cuando está demostrado que el que no conoce su historia, está condenado a repetirla, y eso ya ha pasado en distintas ocasiones; para muestra hay muchos ejemplos. La experiencia nazi en Europa o la fascista en la Italia de Mussolini de la primera mitad del siglo XX que todos conocemos, no mienten.    

Doctor Adolfo Laborde. Analista Internacional. 

Artículos Relacionados

DESDE LA IMAGEN: La Señora Presidenta

Editor Mujeres Mas

Si quiere ser legítima, Claudia Sheinbaum, deberá romper con el pacto patriarcal y gobernar en diálogo y democracia

Editor Mujeres Mas

¿Huir del país tras la elección?

Editor Mujeres Mas

SALA DE ESPERA: ¿Cumplirá su promesa?

Editor Mujeres Mas

OPINIÓN La transparencia como herramienta para la justicia: el caso de Ingrid Escamilla

Editor Mujeres Mas

COLUMNA INVITADA: Mujeres en el poder, una lucha viva

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.