sábado 22 junio, 2024
Mujer es Más –
COLUMNA INVITADA

«DESDE WASHINGTON»: La marcha de las mujeres; Estados Unidos despierta

A Trump le dijeron en la marcha de las mujeres: “Un buen líder unifica, no divide”.  

El sábado, los estadounidenses sacaron la casta y mostraron que esa habilidad para organizarse y crear asociaciones que Alexis de Tocqueville destacó en su clásico “La Democracia en América”, sigue siendo su mayor atributo.

 

En el mismo lugar donde fue la investidura del presidente Donald Trump en el centro de Washington, menos de 24 horas después, alrededor de 500 mil personas se congregaron en la marcha de las mujeres. La manifestación se convirtió en un abanico que albergaba mucho más que sólo las causas femeninas.

 

Las minorías agraviadas de diferentes maneras en los discursos y políticas anunciadas por la nueva administración, encontraron una voz única que fue articulada primero por personalidades de la talla de Madonna, Gloria Steinem, Scarlett Johanson, Michael Moore  y otros; después expresada colectivamente en las pancartas. Una en particular podría resumir el espíritu de la manifestación: “Un buen líder unifica, no divide”. 

 

Al margen de los agravios particulares, todas las minorías que se encontraban ahí se vieron a los ojos y se reconocieron como una. En una tarima ubicada estratégicamente en la calle 7, una de las más centrales, un grupo de manifestantes ondeaban dos banderas de México. Los marchistas al pasear no los insultaron, ni les gritaron “¡vuelvan a su país!”, sino coreaban: “Sí a la inmigración, no se vayan”. Sólo una de tantas expresiones en las que no quedó fuera ningún grupo por polémico que fuera: “No a la discriminación a musulmanes, no al escarnio de transexuales, no a la restricción a los derechos reproductivos de las mujeres, no a la marginación, misoginia y homofobia”. Los ahí reunidos no abogaban por una causa en particular, estaban en contra de cualquier política que amenazara con echar para atrás las conquistas que no son únicas de un gobierno, ni una persona, sino de la sociedad civil en su conjunto, de los luchadores sociales que con sangre y lágrimas han podido a través de los siglos imponerse y exigir respeto al otro.

 

Según el diario The New York Times, la marcha en Washington que tuvo réplicas en otras ciudades de Estados Unidos y el mundo, es la manifestación más grande que se ha dado en la historia como respuesta al ascenso de un presidente en Estados Unidos. Una frase que se utilizó para promover la demostración, evocaba al líder de los derechos civiles, Martin Luther King Jr., quien alguna vez dijo: “Al final no recordaremos las palabras de nuestros enemigos, sino el silencio de nuestros amigos”.

 

En esa misma explanada, conocida como el Mall, a la que circundan los monumentos más representativos de Washington (la Casa Blanca, el Congreso y el Obelisco), King Jr. pronunció en agosto de 1963 su discurso más famoso: “Yo Tengo un Sueño”. El  21 de enero de 2017 atestiguamos el nacimiento de un nuevo sueño. 

 

 

Artículos Relacionados

Si quiere ser legítima, Claudia Sheinbaum, deberá romper con el pacto patriarcal y gobernar en diálogo y democracia

Editor Mujeres Mas

¿Huir del país tras la elección?

Editor Mujeres Mas

SALA DE ESPERA: ¿Cumplirá su promesa?

Editor Mujeres Mas

OPINIÓN La transparencia como herramienta para la justicia: el caso de Ingrid Escamilla

Editor Mujeres Mas

COLUMNA INVITADA: Mujeres en el poder, una lucha viva

Editor Mujeres Mas

LA ABADÍA DE ELOÍSA: La carta de Vivir Quintana a las candidatas Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.