viernes 14 junio, 2024
Mujer es Más –
FERNANDO COCA

«ACTOS DE PODER»: Un nuevo Pacto

Cada que el gobierno intenta justificar el incremento a las gasolinas, se hunde más. 

Ayer se firmó el Acuerdo para el Fortalecimiento y Protección de la Economía Familiar. Lo signaron representantes de las centrales obreras cercanas al PRI, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y el Gobierno Federal. 

 

Este Acuerdo pretende hacerle frente a estabilizar los precios de los insumos que adquieren las familias mexicanas y que a consecuencia del gasolinazo van a subir.

 

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, enumeró las acciones contenidas en cuatro ejes fundamentales: Economía Familiar, mantener la estabilidad de precios, fortalecer el transporte público, acceso a la banca de desarrollo, expandir servicios del IMSS, entre ellos los de guardería. Además se buscará la inclusión laboral, mantener el apoyo a los adultos mayores y reactivar el campo.

 

Otro de los ejes es preservar el empleo: Seguir con las obras en proceso (el nuevo aeropuerto, trenes y el programa escuelas al 100), intensificar las tareas en las nuevas zonas económicas y deducibilidad de PyMES al 100%.

 

El tercer eje es el de preservar la estabilidad económica. Busca, por medio de un decreto, repatriar capitales, mantener el superávit primario, ejercer el gasto público con austeridad y bajar en 10% el salario de los funcionarios públicos.

 

El último tema fue el de la transparencia, la rendición de cuentas y la corrupción.

 

Entre los oradores, el único que hizo referencia a las cuestiones de corrupción fue Juan Pablo Castañón, representante del CCE, quien pidió que 2017 fuera el año de la lucha contra la corrupción.

 

Y ese es el punto en el que no ahondaron.

 

Sabemos desde 1982 que a los gobiernos neoliberales les importa mucho mantener la estabilidad de la macroeconomía y tener a raya a la inflación. La economía familiar es algo accesorio y no les importa a los gobiernos. Son más de 30 años y el país no ha crecido ni con las reglas del Banco Mundial ni las Fondo Monetario Internacional y hemos vivido crisis que pusieron en riesgo a México como país.

 

Y aunque en esos años en que se implantó el “capitalismo salvaje”, en México se nos dijo que todo era para renovar moralmente a la sociedad por la corrupción imperante en todos los sectores de la vida cotidiana, hoy vivimos los casos más escandalosos de corrupción que hacen palidecer a quienes gobernaron en la década de los 70 del siglo pasado.

 

Decía un viejo ranchero de mi pueblo “róbense la leche pero no maten la vaca”, cuando se refería a algunos alcaldes que de la noche a la mañana se volvían millonarios y no realizaban obra pública en las comunidades que gobernaban.

 

El acuerdo, por demás, no tiene nada espectacular. Bajar en 10% las percepciones de los funcionarios públicos no es nada cuando vemos que los salarios pasan a segundo término cuando de saquear las arcas públicas se trata.

 

En su última intervención en la firma del acuerdo, la COPARMEX decidió no sumarse por considerar que el mentado pacto es incompleto, sin metas claras ni tampoco mediciones que avalúen el avance de lo comprometido.

 

Si el organismo patronal vio esas deficiencias, es claro que el cabildeo fue incompleto, apresurado, carente de imaginación para enfrentar una crisis como la que vivimos y fue un acto mediático ante la ola de protestas que provocó el gasolinazo.

 

El gobierno y sus voceros, oficiales y oficiosos, se han empeñado en justificar, sin logarlo, el motivo de incremento en las gasolinas. Y cada que intentan hacerlo, se hunden más.

 

La violencia desatada en paralelo de las marchas por el gasolinazo, llama la atención de tan bien articulada que fue.  Y aunque algunos traten de vender la idea de que la mano que mece la cuna es de un partido y un dirigente opositor, el método y la estrategia tiene que ver más con los grupos de choque y presión que tiene el gobierno.

 

Al Acuerdo le faltaron muchas cosas, pero una principalísima carencia fue lo que hizo que el mensaje de calma estuviera completo: Te lo Firmo y te lo Cumplo. Y si firmado no se cumplía la sentencia, sin la frase más contundente de la campaña nos dejan sin la esperanza de que algún día se acabarán las crisis y la corrupción de nuestros gobernantes.

 

 

 

Artículos Relacionados

ACTOS DE PODER: La oposición, ¿canibalismo en puerta?

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: ¿Por qué perdió Xóchitl?

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: El fin del PRIARD

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: Todo el poder

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: ¿Quién ganó el debate?

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: El agua en la CDMX (y el Estado de México) ¿rehabilitar la zona lacustre?

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.