martes 23 abril, 2024
Mujer es Más –
COLUMNA INVITADA

«DESDE WASHINGTON»: Una de cal y otra de arena (primeros días de Trump)

Los integrantes del gabinete de Trump pulverizan las esperanzas de mesura.

Tal vez para sorpresa de nadie, las señales que ha mandado Donald Trump desde su histórica victoria la semana pasada, son mixtas. Por un lado, en su primera entrevista como presidente electo de Estados Unidos (para “60 Minutos” de CBS), se mostró conciliador y mesurado, pero más allá de las palabras, el primer indicio real de cómo va a ser la presidencia de Trump se puede ver en sus primeras designaciones para el gabinete. Ahí las señales son inquietantes. 

 

Jefe de gabinete-Reince Priebus

 

El puesto es de suma importancia porque en sus manos estará decidir cuáles son los asuntos provenientes de los diferentes departamentos de gobierno a los que el presidente debe poner atención día a día. Es decir, Priebus es el último filtro que presentará a Trump los temas a los que en su opinión se les deba dar prioridad. En su elección, Trump parece no sólo estar compensando su lealtad, puesto que como Presidente del Comité Nacional Republicano, Priebus siempre estuvo con él, sino acercarse nuevamente al partido que le dio la espalda casi desde el principio. Priebus puede ser tomado como una señal de paz para el partido Republicano, pero no es ningún progresista. Priebus fue electo para su puesto en 2007, convirtiéndose a los 35 años en el presidente más joven en la historia del partido. El nuevo jefe de gabinete es un gran admirador de Ronald Reagan (como Trump); se jacta de tener varias pistolas y es simpatizante del Tea Party. Desafortunadamente, su afiliación al Tea es lo menos malo del otro nombramiento de Trump.

 

Jefe estratégico y asesor principal-Stephen K. Bannon

 

Poner a Bannon en un puesto que tendrá tanta importancia como el de Priebus, demuestra que mientras Trump parece buscar la conciliación, sigue determinado a complacer a los más radicales de sus seguidores, y quizás también, aunque parecía que la ideología no era su principal motivación, en el fondo podría tener convicciones tan profundas (y peligrosas) como las del nefasto Ted Cruz.

 

Bannon, de 62 años, es un ultraderechista que viene del mundo de las finanzas y fue director ejecutivo de la campaña de Trump. El nativo de Virginia y oficial naval, incursiónó con éxito en las finanzas trabajando por años para la firma Goldman Sachs. Se inició como activista político acercándose al Tea Party y produciendo documentales que promovían figuras como Sarah Palin, y atacaban a los demócratas, en particular, al presidente Barack Obama.

 

Bannon fue director del sitio de internet Breitbart News, que promueve el movimiento Alt-Right, derecha alternativa, para quienes la derecha representada por el partido Republicano, no es lo suficientemente radical. Breibart News apoya a los supremacistas blancos, es abiertamente homofóbico, anti-inmigrante, misógino y anti-semita. Tiene una personalidad tan estridente como Trump y entre otras linduras, fue acusado por su ex esposa, Mary Louise Piccard, de abuso físico (aunque luego se retiraron los cargos). En el juicio de divorcio, Piccard dijo que Bannon no había querido que sus hijas fueran a escuelas de judíos. En un artículo, el sitio de noticias de Bloomberg denominó a Bannon como el operador político más peligroso de Estados Unidos. Y ahora tiene el “oído” del hombre más poderoso del mundo. En resumen, el nombramiento de Bannon entierra las esperanzas que se tenían de que Trump se estuviera moderando como presidente electo. 

 

 

 

Artículos Relacionados

COLUMNA INVITADA:  ¿Impunidad en casa?

Editor Mujeres Mas

SALA DE ESPERA: Son los ciudadanos…

Editor Mujeres Mas

SALA DE ESPERA: Patria y “diplomacia”

Editor Mujeres Mas

COLUMNA INVITADA: Debate chafa y focos rojos

Editor Mujeres Mas

EL ARCÓN DE HIPATIA Camila y Taxco: el viacrucis del Estado ausente

Editor Mujeres Mas

LA ABADÍA DE ELOÍSA: Lorena Gutiérrez habla en voz alta

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.