martes 23 abril, 2024
Mujer es Más –
FERNANDO COCA

«ACTOS DE PODER»: 8 de noviembre, lecciones

El gobierno federal se metió donde no lo llamaban y ahí están los resultados. 

La elección del 8 de noviembre de 2016 en los Estados Unidos quedará en nuestra memoria por el interés que despertó en nuestro país.

 

Desde que el candidato del Partido Republicano Donald Trump comenzó sus ataques contra la población inmigrante, principalmente contra la comunidad mexicana, el activismo político de muchos mexicanos se disparó como nunca antes.

 

Cantantes, políticos, artistas, líderes de comunidades mexicanas en los Estados Unidos se movilizaron, algunos muy tarde, para tratar de que la candidata Demócrata Hillary Clinton ganara la elección.

 

La intervención del gobierno mexicano en el proceso electoral estadounidense detonó una crisis política que derivó en la renuncia del secretario de Hacienda Luis Videgaray.

 

Esa es una de las grandes lecciones que nos deja esta elección, que no era nuestra: querer adelantar acontecimientos para intentar tener control de los mercados financieros se revirtió y el peso comenzó a devaluarse como pocas veces hasta llegar a los 20 pesos. El gobierno federal se metió donde no lo llamaban y ahí están los resultados.

 

¿Hasta dónde era posible detener un discurso anti inmigrante como el de Trump? ¿Cuál era la el margen de maniobra para el presidente Enrique Peña en esta elección? Por los resultados, no había mucho qué hacer.

 

El trabajo diplomático fue torpe y, sin duda, el peor movimiento de política exterior de las últimas décadas.

 

Otra lección que nos deja esta elección es la que nos mostró el comportamiento de la clase política. Mientras unos tomaron partido por la candidata Hillary Clinton, otros prefirieron mantenerse en el clásico argumento de la no intervención. ¿Quién estaba en la razón? Tal vez los que hicieron activismo pero no tuvieron la capacidad para incentivar mayor participación.

 

Y es que el discurso de Trump levantó a su favor a los americanos que creen que la migración les arrebató sus trabajos. El argumento anti inmigrante fue la mejor arma del empresario para conquistar electores que poco participaban en política.

 

No podemos olvidar que los discursos que están ganando en la política mundial son los que apelan al nacionalismo. Así sucedió con el Brexit en Gran Bretaña. Por ello la ultraderecha se posiciona en Europa ante la ola de inmigrantes que huyen de Medio Oriente, generando miedo y odio de una población que ve riesgos en su vida cotidiana.

 

Esa es la lección que no podemos ni debemos olvidar.

 

Si no aprendimos esa lección, estaremos en grave riesgo, pues la amenaza que representa Donald Trump ya hizo renacer el sentimiento anti inmigrante del que no saldremos en varios lustros.

 

Lecciones que nos están costando muy caro. La intervención de un gobierno en el proceso electoral más importante del mundo, sin estrategia definida ni calculada con todas las fuerzas políticas del país.

 

Y, como ya vamos hacia una elección presidencial, también debemos aprender que las encuestas no son confiables. A pesar de que desde hace varios años fallan, seguimos tomándolas como guía para decidir.

 

Si no aprendimos estas y otras lecciones, nos va a ir muy mal. En serio, todo puede ser peor.

 

 

Artículos Relacionados

ACTOS DE PODER: El debate

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: ¿Quién quiere a Santiago Nieto fuera de la contienda electoral?

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: La violencia política de género en campaña

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: Los temas de la campaña

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: ¿Dinero sucio para AMLO?

Editor Mujeres Mas

ACTOS DE PODER: Indulto, pide Colosio

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.