martes 21 mayo, 2024
Mujer es Más –
COLUMNA INVITADA

«EL ARCÓN DE HIPATIA»: ¿Cómo es una mujer peligrosa?

Ser libre en las batallas cotidianas, un arma poderosa de la mujer. 

“Eres peligrosa”. Esa frase la he escuchado en labios de hombres en más de una ocasión.

 

Reconozco que, al principio, me causaba inquietud e incluso un atisbo de molestia. ¿Peligrosa yo? Esa molestia la he cambiado por un poco de curiosidad: ¿qué puede existir de peligro en una mujer ordinaria?

 

Tal vez por eso, hace un par de semanas, mientras navegaba por internet, me llamó sobremanera la atención la página Feminist Frequency. Este sitio surgió en 2009 y es dirigido por la canadiense Anita Sarkeesian. Se trata de una organización educativa sin fines de lucro que analiza la relación de los medios modernos con problemas sociales como el género, raza y sexualidad, por medio de videos que analizan la cultura pop con una visión pro-mujer.

 

El 10 de septiembre debutó en el XOXO Fest de Portland con una serie llamada Celebrating Ordinary Women: Daring to Defy History (la celebración de las mujeres comunes: atreverse a desafiar la historia). Este festival, que se denomina a sí mismo como un evento experimental “que celebran artistas independientes que trabajan en Internet”, fue la plataforma para lanzar esta serie que gira en torno al desafío a los estereotipos y el status quo de la mujer.

 

El primer episodio de esta serie está basado en la vida de una de las más importantes anarquistas de la historia mundial, Emma Goldman, una feminista de origen lituano, nacida el 27 de junio de 1869. Emma llegó a ser considerada por el fundador del FBI como “una de las mujeres más peligrosas de América”.

 

“Si no puedo bailar, tu revolución no me interesa”, es una frase atribuida a Emma Goldman,  que se convertiría en un eslogan feminista de los años 70. Esta frase, que en realidad es una paráfrasis de una memoria de su juventud narrada en ‘Viviendo mi vida’ –la autobiografía traducida al español por la editorial Capitán Swing– nos da un fiel reflejo de lo que representaba. Ella no creía que una causa que defendiera el anarquismo y la libertad, y enfrentara normas y prejuicios, estuviera peleada con la alegría por la vida.

 

De acuerdo con una biografía reseñada por el diario español El Mundo (2014/09/12), así visualizó Goldman la lucha que abanderó a lo largo de su vida: “El derecho a la autoexpresión y a todas las cosas hermosas y radiantes”.

 

Las ideas políticas de Goldman pueden ser discutidas e incluso desaprobadas, pero su lucha por la mujer es incuestionable. Fue pionera de logros que hoy disfrutamos muchas mujeres, tales como el control de la natalidad y una jornada laboral digna. Imposible negar la vigencia de sus ideales.  

 

Resulta imposible ubicar a Emma a partir de sus ideas en un contexto de tiempo y espacio. Su espíritu libre, el manejo de temáticas que al día de hoy levantan polémica y sus críticas al sistema que oprimía de manera cotidiana a la mujer, aún siguen sorprendiéndonos. En la época en que la madre de todas las luchas feministas era la demanda por el sufragio, supo promover la lucha sin perder de vista una diversidad de temas que mostraban su lado humano, la comprensión de la mujer en su todo.

 

Tal vez eso la volvía precisamente peligrosa. Entender que la lucha por la reconceptualizacion de la mujer no puede ser limitada, que ni siquiera la lucha misma se puede volver una etiqueta. Ser libre en la batalla diaria: de prejuicios, cargas y roles socialmente impuestos.

 

Es necesario entender aquello que Emma enunció años atrás y sigue siendo una reflexión necesaria en el proceso de emancipación de la mujer: que éste “no surgirá de las urnas de votación ni de los juzgados. Surgirá del alma de la mujer”.

 

SaraiIMG 20160912 WA0004 phixr 1

Saraí Aguilar | @saraiarriozola

Es coordinadora del Departamento de Artes y Humanidades del Centro de Investigación y Desarrollo de Educación Bilingüe en Monterrey, Nuevo León. Maestra en Artes con especialidad en Difusión Cultural y candidata a doctora en Educación. 

 

 

 

Artículos Relacionados

SALA DE ESPERA: Ciudadanos

Editor Mujeres Mas

LA ABADÍA DE ELOÍSA: “Madres…”

Editor Mujeres Mas

DESDE LA IMAGEN: No va a ganar Xóchitl

Editor Mujeres Mas

SALA DE ESPERA: Signos de temor

Editor Mujeres Mas

LA ABADÍA DE ELOÍSA: Sobre la bondad…

Editor Mujeres Mas

SALA DE ESPERA: El legado

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.