martes 05 marzo, 2024
Mujer es Más –
IVONNE MELGAR

«ELLAS EN EL RETROVISOR»: Defendiendo a las “pinches viejas”

 

El PRI promete poner un alto a la violencia contra la mujer política.

Aunque el movimiento feminista ha logrado que la paridad se convierta en una bandera de todos los partidos, sigue pendiente el reconocimiento de la violencia política de género.

 

La demanda de reconocer ese fenómeno toma realce durante las campañas proselitistas, cuando las candidatas a cargos de elección popular denuncian ser blanco de descalificaciones en razón de su condición de mujer.

Se trata de una violencia generalmente verbal que desdeña a las aspirantes, atribuyéndoles etiquetas: esa la querida de… Machorra… Trepadora… Bruja… Puta.

 

Una exclamación común y cotidiana sintetiza esa violencia política de género: “¡Esa pinche vieja!”. Es una agresión que trasciende los terrenos partidistas y del poder público para manifestarse ahí donde una mujer tiene la jefatura, la dirección, el mando de un cargo.

 

Cuando las feministas y legisladoras han señalado cómo esta saña verbal es precursora de la violencia hacia las mujeres, la sorna masculina no se hace esperar.

“Ay, estas viejas, ya no aguantan nada”, cuchichean.

 

De manera que las propuestas para tipificar y castigar esas expresiones se han quedado en denuncias y pataleos.

 

Sin embargo, este sábado 13 de agosto, el dirigente del PRI, Enrique Ochoa Reza, anunció en el Estado de México que el tema formará parte de la futura agenda legislativa, a desplegarse a partir del primero de septiembre próximo.

 

“Gracias al trabajo de destacadas militantes, dirigentes y legisladoras priistas, discutiremos en el próximo periodo de sesiones un paquete legislativo a nivel federal –que después desdoblaremos a nivel estatal– para eliminar en la ley la violencia política de género”, adelantó.

 

Ochoa Reza dijo que el PRI es un partido de mujeres y que debe ofrecerles las mejores oportunidades y los mejores espacios de responsabilidad.

“Los invito a dejar atrás un viejo dilema que tenemos en el priismo, que cuando llegan los momentos de definir espacios de participación, surge la pugna entre mujeres y hombres. Esa ya no es nuestra realidad”, definió el nuevo dirigente priista. 

 

“Que sean las mujeres en el PRI las mejores políticas de México, y le den el debate a las políticas y políticos de los otros partidos”, definió.

 

Asumió que el partido en el poder tiene una asignatura pendiente, la de eliminar la violencia política de género, la cual ha lastimado a candidatas, dirigentes y militantes priistas en distintos estados de la República.

 

“No lo permitamos más. Que sea éste el año donde le ponemos el alto, el fin a la violencia política de género en el país. Que sea causa de los priistas”, ofreció. 

La promesa de Ochoa Reza resulta novedosa, como lo ha sido la de combatir la corrupción.

 

Se trata de una renovación del discurso partidista y de arrebatarle banderas a la oposición y a los grupos progresistas.

 

Ya veremos qué tanto se pasa de la retórica a los hechos.

 

Y pasar a los hechos en este terreno implica eliminar del lenguaje de los priistas, el manoseado y cotidiano “pinche vieja”. 

Artículos Relacionados

RETROVISOR El contraste comenzó: ¿Claudia le huye a Xóchitl?

Editor Mujeres Mas

RETROVISOR: Un cuadernillo de faltas presidenciales

Editor Mujeres Mas

RETROVISOR: Una marcha ciudadana vs. la elección de Estado

Editor Mujeres Mas

RETROVISOR Alerta: el INE no va bien

Editor Mujeres Mas

RETROVISOR: ¡Es la Constitución, necios!

Editor Mujeres Mas

RETROVISOR: El elefante en las urnas de 2024

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.