domingo 16 junio, 2024
Mujer es Más –
IVONNE MELGAR

El efecto mexicano en el foro mundial Women in the Run

Siete de cada 10 niñas que cruzan por México son violadas; y 9 de cada 10 mujeres reportan haber sido hostigadas sexualmente.

Azuzada por la violencia criminal, la migración femenina afronta la cultura del desecho y la xenofobia; de eso habló Lilia Aguilar Gil, exdiputada federal y activista de derechos humano en el foro mundial Women in the Run.

La política mexicana advirtió que el discurso de odio de Donald Trump está incrementando la violencia hacia los migrantes de México y Centroamérica que, a su vez, huyen de sus comunidades por “el ingrediente social criminal que los expulsa”.

Experta en políticas públicas, la exlegisladora del Partido del Trabajo fue invitada a este encuentro que convoca la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y las empresas estadounidenses por su labor en el caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

Integrante de la primera comisión que en la Cámara de Diputados, dio seguimiento al hecho, Lilia Aguilar Gil realiza una investigación sobre derechos humanos para la Universidad de Harvard y recientemente levantó un estudio entre mujeres que cruzan la frontera, destacando como una de sus principales conclusiones que actualmente la migración ya no sólo se da por temas económicos.

En el foro, que reunió a las princiapales activistas sociales del planeta, la mexicana sostuvo que el discurso del candidato republicano está generando un fenómeno de contagio entre estadounidenses que incrementa la violencia hacia los latinos.

“Como consecuencia, el maltrato y la violencia hacia las mujeres que cruzan la frontera hacia Estados Unidos se está intensificando. Trump está generando el odio de grupos recalcitrantes que tienen un discurso de odio hacia los latinos, bajo la idea de que les están quitando su trabajo”, alertó.

“Pero la gente está emigrando por razones económicas, sino porque en sus comunidades de origen hay un ingrediente social criminal que los expulsa y los obliga a la sobreviví encía, porque se quieren llevar a sus hijas como novias de los jefes de los carteles, o a sus hijos para que trabajen para éstos”, señaló.

Expuso que “la mayoría está huyendo de una situación de pobreza y, de manera extraordinaria en los últimos años, hombres y mujeres también por problemas de seguridad, por todo lo que tiene qué ver con bandas delincuenciales que literalmente tienen tomada por asalto Centroamérica”.

Detalló que a través de los testimonios recabados se percataron de una situación cultural compartida en México y América Central, relacionada con el concepto utilitario de la mujer.”Como si se tratara de un ser desechable”, enfatiza.

Contó que, de cinco años para acá, hay 18% más pobres quizá entre los hombres y 30% más entre las mujeres. Así, las familias encabezadas por mujeres reciben 70% menos que aquellas que tienen como jefe de familia a un hombre.

Estas mujeres, narró, están dispuestas a soportar todo tipo de violencia y abuso, como resultado de una formación en la que esto se tolera.

“Las mujeres que están cruzando de Centroamérica a México están sufriendo mucha violencia sexual, tráfico de personas e incluso secuestro de grupos delincuenciales que inclusio las esclavizan, particularmente Los Zetas, las vuelven mulas, encargadas de plaza, de burdeles, de casas de seguridad”, describió.

“Nos topamos con historias dramáticas en México. Y una de las evidencias más dolorosas es oír a los centraomericanos señalar que lo más difícil hacia Estados Unidos es cruzar México porque hay corrupción en las autoridades, en los coyotes, en los polleros, porque están los cárteles y por el abuso sexual hacia las niñas y los niños”, contó.

“Siete de cada 10 niñas que cruzan por México son violadas; y 9 de cada 10 mujeres reportan haber sido hostigadas sexualmente.

En Arizona, Nuevo México, Texas, las mujeres alcanzan a llegar a Estados Unidos, pero se convierten en trabajadoras de los coyotes en hoteles, casas, donde hacen labores de limpieza, como esclavas, cobran lo mínimo para sobrevivir, bajo esquemas tipo tienda de raya”, denunció.

Aún cuando las historias compartidas por las activistas de todos los continentes dan cuenta del dolor y la discriminación, la investigadora se trajo consigo la buena noticia de un movimiento internacional de repudio a Trump y a lo que él representa.

Lilia Aguilar Gil ya es parte de una ola femenina surgida en ese foro donde hasta las mujeres de la familia Bush advirtieron que sumarán fuerzas para frenar al republicano.

 

Artículos Relacionados

RETROVISOR: Necesitamos mujeres vs. la misoginia

Editor Mujeres Mas

RETROVISOR: Claudia presidenta y los resortes del plan C

Editor Mujeres Mas

RETROVISOR: La normalización de la violencia va a las urnas

Editor Mujeres Mas

RETROVISOR: Tiran al basurero la reforma en derechos humanos de 2011

Editor Mujeres Mas

RETROVISOR Elecciones 2024: la pluralidad estigmatizada

Editor Mujeres Mas

RETROVISOR: La utopía pervertida

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.